Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARTAS AL DIRECTOR

Sanidad pública sentenciada

Son varios los datos e informaciones que nos hacen ver que estamos perdiendo la excelencia y calidad de nuestra sanidad. Peor percepción por el ciudadano de este servicio, que está en caída libre; aumento de las listas de espera y supresión de servicios por los recortes, que cada vez van a más. Antes de que se pierdan de forma irreversible tenemos que actuar con la única arma que nos queda, desalojar del poder a estos políticos en cada una de las próximas elecciones, europeas, autonómicas y locales y generales, y asegurarnos de que hay otras opciones políticas que sí van a defender, cuidar y proteger a esta nuestra sanidad antes de su finiquito. Si el proceso de destrucción es más lento se debe sobre todo a la profesionalidad y dedicación de las personas que lo integran y lo han mantenido todos estos años como la mejor.— Juan Carlos García Revueltas.

Puedes seguir EL PAÍS Opinión en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.