Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
EDITORIAL

Alivio en la EPA

Sigue destruyéndose empleo estable y se sustituye por otro de menor calidad

La Encuesta de Población Activa (EPA) del segundo trimestre ratifica que la economía española está tocando fondo. Hay que felicitarse de que se hayan creado en un trimestre 149.000 empleos, de que el paro haya descendido en 225.400 personas y de que la tasa de paro baje al 26,6%. Resulta también de valor simbólico el hecho de que el número de parados baje de los seis millones.

Esas son las buenas noticias. Si se profundiza un poco se observa no obstante que una parte del descenso del paro se debe, además de a razones estacionales, a la caída de la población activa. Baja con fuerza, en 76.100 personas, el descenso más acentuado registrado durante un segundo trimestre. Se trata de un fenómeno preocupante, un signo más del profundo desánimo en el mercado laboral; en el segundo trimestre, al borde de la campaña turística veraniega, lo lógico es que haya más personas en disposición de trabajar. En los últimos cinco años, sólo en 2009 bajó el número de activos en el segundo trimestre y lo hizo en unas 19.000 personas.

La pérdida de población activa se concentra masivamente en los extranjeros. Han deparecido del mercado más de 82.400 (los activos nacionales, por el contrario, han aumentado en 6.300), lo cual puede interpretarse como que vuelven a sus países ante las malas perspectivas económicas en España. Se da la circunstancia de que el paro entre los extranjeros cae en 145.000 personas (el doble que entre los españoles) y de que se han destruido 50.400 empleos indefinidos, que se consideran de mayor calidad. Una interpretación posible es que sigue produciéndose destrucción de empleo estable y que estacionalmente, por las excelentes perspectivas de la temporada turística, se está sustituyendo por empleo de peor calidad. Este último es el que volverá a estar en riesgo pasado el verano, entre septiembre y octubre.

Puedes seguir EL PAÍS Opinión en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.