Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARTAS AL DIRECTOR

Del conejo al insecto frito

No sé si recordarán que allá por diciembre de 2007, cuando la crisis ya afilaba el colmillo, desde el Ministerio de Agricultura recomendaron comer conejo en Navidad, ocasión que aprovechó la derecha inmortal española para mofarse del entonces presidente Zapatero y de todo su Gabinete en pleno. Si no me falla la memoria, la burla se extendió desde el día de Nochebuena hasta después de Reyes.

Pero hete aquí que cinco años mas tarde, el ministro de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Miguel Arias Cañete, aprovechando un mensaje de la FAO sobre cómo combatir el hambre, nos viene a decir que comer insectos variados, si están suficientemente fritos y son pequeños, no está tan mal.

Supongo que lo que pretende el ministro, ahora que llega el verano, es mantener el subsector del chiringuito animando al ciudadano medio a cambiar el langostino, la gamba y la cigala (ya fuera de su alcance), por el saltamontes, la mantis religiosa y el escarabajo pelotero (respectivamente, o como se quiera).

En cualquier caso, lo cierto es que si el Gobierno de Zapatero entonces nos descendía del cordero al conejo, el de Rajoy da un salto mortal y nos precipita hasta el insecto frito.

Las vueltas que da la vida.— Enrique Chicote Serna.

 

Puedes seguir EL PAÍS Opinión en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.