Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un cómic para contar el triángulo amoroso del Elíseo

El tuit que provocó una crisis entre François Hollande, Valérie Trierweiler y Ségolène Royal se desarrolla en un tebeo de Renaud Dély, director de redacción del Nouvel Observateur, y del dibujante Aurel

El cómic de Hollande y sus dos mujeres.
El cómic de Hollande y sus dos mujeres.

Muchos caricaturistas temían un bajón de actividad cuando el socialista François Hollande llegó a la presidencia hace casi un año, sucediendo a un hiperactivo Nicolas Sarkozy que tanto juego había dado a humoristas y comentaristas. Sin embargo, apenas instalado en El Elíseo, llegó el célebre tuit de su compañera sentimental, Valérie Treirweiler, en el que apoyaba al opositor en las legislativas de su ex pareja, Ségolène Royal. El trío amoroso se convirtió de repente en la mejor caricatura del nuevo presidente, retratado como un hombre atrapado entre dos mujeres. La anécdota sirve ahora de pretexto para el nuevo tebeo del periodista Renaud Dély, director de redacción del Nouvel Observateur, y del dibujante Aurel, a la venta el próximo miércoles en Francia.

El cómic, titulado Hollande y sus 2 mujeres (Glénat B.D.), cuenta a través de 13 capítulos la carrera del mandatario, desde su infancia, su paso por la célebre promoción Voltaire de la Escuela Nacional de Administración (ENA) —donde conoció a la madre de sus cuatro hijos y compañera sentimental de décadas, Ségolène Royal—, hasta su llegada al Elíseo, para culminar con el polémico tuit. A este le dedica un capítulo entero, que empieza la noche de la primera vuelta de las legislativas de junio 2012. Entonces Royal enfrenta la candidatura de un disidente socialista en La Rochelle y ve su escaño de diputada peligrar. A pesar de prometer a Trierweiler no intervenir —y tras la llamada de una Royal enfurecida y de su hijo Thomas— Hollande finalmente accede a apoyar públicamente a su ex, lo cual provoca la reacción de Trierweiler.

El guion, rigurosamente basado en información confirmada, recuerda también que durante décadas Hollande vivió a la sombra de Royal, ministra bajo la presidencia de François Mitterrand. Recorre el choque de ambiciones entre ambos, el cual alcanza su apogeo cuando Royal se convierte en la candidata de los socialistas en las presidenciales de 2007, que pierde frente al conservador Nicolas Sarkozy. Avala de paso la tesis según la cual Royal se lanzó a la carrera presidencial, algo que ya anhelaba entonces Hollande, en venganza por su affaire con aquella atractiva periodista política, entonces encargada de cubrir la información del partido socialista para la revista Paris Match, Valérie Trierweiler. Finalmente, la pareja Hollande-Royal anunció su separación oficial la noche de la derrota electoral de 2007.

La obra y su título es también un guiño a los otros dos tebeos realizada por los mismo autores en los que retrataban al anterior inquilino del Elíseo, que son Sarkozy y las mujeres (Drugstore, 2010) y Sarkozy y los ricos (Drugstore, 2011). Dély y su cómplice habitual Aurel tenían pendiente hacer lo propio con el nuevo mandatario, pero temían que no diera mucho de sí para un personaje de cómic. Hasta que el polémico tuit les dio la excusa perfecta.

“A diferencia de Nicolas Sarkozy, que es un poco una caricatura en sí, es cierto que el personaje de Hollande es mucho más plano”, comenta por teléfono el dibujante. "Pero luego te das cuenta de que es caricaturesco en su normalidad, con una infancia tan normal, su mujer, sus hijos, etc”, añade. “Además tiene un lado bonachón, con el que tanto han bromeado sus detractores, de dejarse llevar por las cosas, y tiene otro más estricto y rígido. Esa dualidad es muy interesante. A pesar de su benevolencia siempre ha sido un poco el líder de la pandilla”, recuerda.

Aurel, dibujante de prensa, colaborador entre otros del diario Le Monde, relata que el personaje que le ha resultado más complicado captar ha sido el de Trierweiler, al ser el menos conocido y el menos expuesto.

Para la portada, en la que su puede ver a un Hollande posando en los jardines del Elíseo, como en su fotografía oficial de presidente, con Trierweiler sonriente a un lado y una Royal echando humo, se ha inspirado en la serie Embrujada, aquella que retrataba a otro hombre atrapado entre dos mujeres, aunque en este caso su esposa y su madrastra.