Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARTAS AL DIRECTOR

No se debe descuidar la ortografía

“La aplicación del maquillaje no es algo que se haga al hazar”. Esa es la frase que el lector se encuentra en uno de los lugares más visibles de la página web de unos conocidos laboratorios dermatológicos. Que un alumno escriba “azar” con h ya es grave. Pero que lo haga una empresa, me parece un despropósito.

Soy profesora de Lengua y Literatura y —quizá por ello— especialmente sensible con la corrección ortográfica, pero el error mencionado lo hubiera detectado cualquiera de mis alumnos.

En las aulas somos exigentes con la escritura, pero fuera de ellas parece que su importancia se olvida. Y es que, lamentablemente, la mencionada es solo una anécdota de tantas sobre la dejadez de muchas empresas e instituciones con la norma ortográfica.

Como actores sociales, estos agentes tienen un compromiso con la ciudadanía. En su actividad y —sobre todo— cuando lanzan mensajes públicos, tienen la responsabilidad de hacer un uso correcto de nuestra lengua. No se trata de que nunca se equivoquen, sino de que pongan el empeño necesario para evitar errores. Y hoy, con pocas excepciones, creo que ese empeño brilla por su ausencia.— María Jesús Fernández Cobos.

 

Puedes seguir EL PAÍS Opinión en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.