Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Aprender a cocinar por el precio de una cena

Un chef chileno tiene dos establecimientos en la capital que son a la vez escuela de cocina y restaurante

Los comensales preparándose la cena en el Kitchen Club.

El proverbio chino quería enseñar a pescar en vez de dar pescado, pero el chef chileno Carlos Pascal prefiere enseñar a cocinar además de dar de comer. Lo hace en su restaurante Kitchen Club de Madrid, en el que los grupos de comensales asisten a una clase de cocina que les sirve para, además, preparar su propia cena, de la que dan cuenta a continuación. Una fórmula con gran aceptación entre el público y con la que Pascal parece sortear los difíciles tiempos del sector de la restauación: de momento ya tiene dos establecimientos en Madrid y piensa expandirse a otras ciudades españolas y latinoamericanas.

Su historia la cuentan en este reportaje audiovisual para EL PAÍS los ganadores del Premio Estímulo Telefónica a las Comunicaciones, ETECOM 2012, que con el trabajo El Muro Chileno consiguieron el apoyo unánime del jurado. Los estudiantes de periodismo de la Universidad del Desarrollo de Chile María Paz Salas y Mathias Meier habían reconstruído para su proyecto de final de carrera el periplo de los miles de chilenos que huyeron del régimen de Pinochet a la antigua República Democrática Alemana.

Más información