Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARTAS AL DIRECTOR

El precio de la vida

Es una aberración política, social y humana dejar sin cobertura sanitaria a las personas que, según ha determinado el Gobierno de Dolores de Cospedal, viven de forma irregular en nuestro país. Ya no importa la vida de las personas, al Gobierno del PP solo le importan los números.

Estar enfermo en Castilla-La Mancha es un lujo que solo se pueden permitir los ciudadanos que han tenido la suerte de nacer en el Primer Mundo. El Gobierno del PP de Cospedal arroja a la basura el derecho a la sanidad pública y de calidad a los ciudadanos que ellos etiquetan de segunda, condenan a pagar unas cantidades astronómicas por unos derechos a la atención médica a la que todo ciudadano tiene derecho. Los ciudadanos y sus vidas están por encima de las cifras y las privatizaciones del PP. Sus políticas de recortes en los servicios básicos nos van a llevar a un desastre humano. Los sin papeles no disponen del poder adquisitivo de Dolores de Cospedal. Algunas personas morirán porque hay gente que desconoce la diferencia entre el valor de la vida en general y el precio de sus nefastas políticas en particular.— Manuela López Romero.

 

Puedes seguir EL PAÍS Opinión en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.