Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARTAS AL DIRECTOR

Leyes insolidarias

Hay que recortar subvenciones, hay que vigilar el gasto público, hay que vigilar en qué se gasta el dinero que no se tiene. Es obvio que esto no se puede discutir.

Pero el propósito de todos los ajustes es poder salvar un país que va a la deriva, no privar de todo a sus habitantes. De qué sirven los ajustes si eso significa tener que ver como se le niega el derecho a la salud a personas que no tienen suficientes recursos por ser pobres, por ser inmigrantes.

En algo estamos fallando en este país. Estamos a la cabeza mundial en cosas tan solidarias como la donación de órganos, las ayudas al tercer mundo o las ayudas en catástrofes naturales, entonces cómo podemos ahora dictar leyes en contra de todas estas ideas, ¿estos son los valores de unos políticos que por otro lado defienden a la Iglesia? Pues no lo entiendo.— Juan José Navarro Sánchez.

 

Puedes seguir EL PAÍS Opinión en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.