Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La madre de Michael Jackson pierde la custodia de sus nietos

La prolongada ausencia de la matriarca del clan ha determinado a un juez a conceder la guarda temporal a uno de los hijos de Tito Jackson

Tito Jackson y sus sobrinos Michael, Paris y 'Blanket'. EFE

Mientras crecían las especulaciones sobre el paradero de la madre de Michael Jackson, los hijos del Rey del Pop -Prince, de 15 años, Paris, de 14, y Blanket, de 10-, llevaban más de una semana solos en la casa familiar de Calabasas, en Los Ángeles. La prolongada ausencia de Katherine Jackson, de 82 años, ha determinado a un juez de California a suspender la custodia de sus nietos, que detenta desde la muerte del cantante hace tres años, para cedérsela de manera temporal a TJ Jackson, el hijo de 34 años de Tito Jackson.

Mitchell Beckloff, magistrado del Tribunal Superior del Condado de Los Ángeles, ha decidido retirar la guarda a la anciana porque “podría estar impedida para ejercerla debido a los actos de terceras partes”, según indica la resolución a la que ha tenido acceso la cadena CNN. Una de las abogadas de la señora Jackson, Sandra Ribera, le transmitió a Beckloff sus sospechas de que su cliente estuviera siendo retenida contra su voluntad.

Paris, últimamente bastante propensa a airear en Twitter sus opiniones sobre todo lo que rodea a la ausencia de su abuela, ha escrito en la red social parte de la letra de Will you be there, una de las canciones de su padre. "Todo el mundo está tomando el control de mi vida [...] estoy tan confusa, me harás ver que estás aquí?", dice el tuit. ¿Añoranza o declaración velada de lo que le parece a la joven el cambio de tutor? El juez ha dado orden de que se informe de la medida a Diana Ross -que en el testamento del cantante aparece como asistente de la custodia- y Debbie Rowe, la madre biológica de sus dos hijos mayores.

Los hijos de Michael lograron ponerse en contacto con su abuela el martes, tras nueve días tratando de hacerlo en vano

Otro de los representantes de la matriarca, Perry Sanders, indicó que habían firmado una petición para que se le restaurara la custodia tan pronto como regrese a casa, algo que podría suceder en las próximas horas. Su hijo Randy apareció este miércoles en el programa Good Morning America para asegurar que su madre estaba de camino a Los Ángeles. Hasta que se confirme esta circunstancia, lo único que parece cierto es que los hijos de Michael lograron ponerse en contacto con su abuela el martes, tras nueve días tratando de hacerlo en vano. Sin embargo, su estado de salud sigue siendo una incógnita. “Nunca la había escuchado hablando así”, comentó as la CNN TJ Jackson. “Parecía desorientada, arrastraba las palabras...”.

En el escrito, el juez también establece que “nadie puede trasladar a los hijos de Michael Jackson de California sin una orden”. Este miércoles, la CNN ha emitido unas imágenes tomadas por las cámaras de seguridad de la casa familiar de Los Ángeles en los que se ve cómo Janet Jackson discute con Paris y trata de quitarle el móvil para que no tuitee mensajes sobre la situación familiar. Justo en ese momento en la red social de la joven aparecía el mensaje: “Hay que amar a la familia”. Este lunes, la cantante y sus hermanos Jermaine y Randy trataron de persuadir a sus sobrinos para que volaran con ellos hasta Arizona para reunirse con su abuela. Paris y Michael se negaron.

Janet Jackson discute con Paris y trata de quitarle el móvil para que no tuitee mensajes sobre la situación familiar

La suspensión de la custodia de la señora Jackson es el penúltimo capítulo del culebrón del clan, que comenzó el sábado pasado con la denuncia de la desaparición de la matriarca, días después de que varios de sus hijos hicieran pública la carta que habían enviado a los albaceas testamentarios de su hermano acusándolos de falsificar su última voluntad y de aprovecharse de su madre.

Entre tanto, las especulaciones sobre el estado de salud de la anciana -que está siendo tratada por uno de los antiguos doctores de Michael, que no es su médico habitual- no han hecho más que crecer. La última vez que se la vio, el pasado 15 de julio, estaba perfectamente sana y lúcida, según Ribera. Sus hijos han alegado que se encontraba recluida en Arizona por prescripción médica y que por eso no atendía a las llamadas de sus nietos, aunque una página web publicó una foto de toda la familia jugando a las cartas en la que ella aparecía sonriente. Las palabras de TJ cuestionando las facultades orales de su abuela, añaden nuevos interrogantes.