Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un refresco resucita a Michael Jackson

La familia del cantante cierra un acuerdo con Pepsi para que aparezca su imagen en latas de bebida y próximos anuncios

Ampliar foto
Imagen proporcionada por Pepsi de las latas diseñadas con la imagen de Michael Jackson. AP

Nadie que haya superado la treintena puede no recordar a Michael Jackson como una de las principales figuras que en los ochenta invitaban a los jóvenes a dejar la Coca Cola y unirse a los más cool, que bebían Pepsi. Pues tras la muerte del cantante, es justamente esta marca de refrescos la primera capaz de resucitarlo. La compañía ha anunciado un inédito acuerdo con los herederos del rey del pop para utilizar su imagen en una nueva campaña publicitaria, que abarcará desde latas de bebida hasta la comercialización de muñecos con los looks más míticos y ochenteros de Jackson.

Según ha informado la empresa, se trata de un proyecto mundial, aunque cada país tendrá su propia edición de merchandising basado en el cantante. Lo que sí se ofrecerá a nivel internacional será la posibilidad de descargar de Internet nuevas remezclas de los temas más famosos de Jackson.

Aunque no han trascendido los detalles del acuerdo con la familia, varios medios estadounidenses apuntan a que se trata de un contrato millonario.

El lanzamiento de la campaña coincidirá con el 25º aniversario del álbum Bad, uno de los más legendarios discos de Michael Jackson, que salió a la venta el 31 de agosto de 1987. Y los primeros en saborear la bebida desde las tuneadas latas, que costarán alrededor de 75 céntimos y en las que figura una clásica silueta del cantante, serán los fans chinos y estadounidenses. Durante el resto del año, la campaña será lanzada en 24 países más.

Una historia con altos y bajos

El músico, que falleció el 25 de junio de 2009 en su casa de Los Ángeles, fue fichado por Pepsi por primera vez en 1983 para grabar un famoso spot titulado New Generation. Un año más tarde, mientras filmaba una segunda parte del anuncio, Jackson sufrió un sonado accidente, tras recibir en la cabeza el impacto de una bengala que prendió fuego en su pelo.

Como resultado, el artista sufrió graves quemaduras y tuvo que ser sometido a varias cirugías y no son pocos los que relacionan este episodio con su siguiente obsesión con las operaciones estéticas y su adicción a los analgésicos, que acabó por cobrarle la vida.

En aquella época, Pepsi tuvo que indemnizar a Jackson con más de un millón de euros, pero la relación entre ambos no parece haberse visto demasiado afectada. En los años siguientes, el cantante protagonizó otros dos anuncios con sus icónicos temas Billie Jean y Bad, y, en 1988, Pepsi fue el principal patrocinador de su multitudinaria gira mundial Bad world tour, que duró alrededor de un año y medio y en la que ofreció 123 conciertos en 15 países.