Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El alcalde imputado de Manises se aferra al cargo en un pleno muy convulso

La oposición pide la dimisión o reprobación de Enrique Crespo por su gestión como presidente de Emarsa. -El PP municipal respalda sin fisuras a su dirigente mientras decenas de vecinos interrumpen sus intervenciones

Un joven muestra su camiseta alusiva al alcalde imputado de Manises, Enrique Crespo, antes del pleno.
Un joven muestra su camiseta alusiva al alcalde imputado de Manises, Enrique Crespo, antes del pleno. TANIA CASTRO

"¡Fuera!¡Fuera!¡Fuera!". El pleno del Ayuntamiento de Manises ha arrancado a las doce en punto con un sonoro recibimiento al alcalde de parte de las decenas de vecinos que abarrotaban el salón municipal. Todos los grupos de la oposición han exigido la dimisión del alcalde Enrique Crespo, su reprobación o, al menos, que dé explicaciones sobre su gestión como presidente de Emarsa.

Pero Crespo ha invocado su presunción de inocencia y se ha negado a dimitir. Durante su última intervención, cada palabra del alcalde era replicada por el público que abarrotaba la sala. "Agradezco el apoyo de mi grupo", ha arrancado Crespo. "¿Las rumanas también te querían?", se ha mofado un vecino en alusión a las facturas de hotel que Emarsa pagó para cuatro jóvenes de nacionalidad rumana contratadas, supuestamente, como traductoras.

"No voy a tomar en consideración el argumento del portavoz socialista que exige mi dimisión por estar imputado. Tengo que recordar que el ahora exministro de Fomento..." "Un respeto, hombre, un respeto", ha replicado el público. "... un ministro que pasa por muchas gasolineras...". "Pero, ¿dimites o no?". Crespo ha dado verosimilitud al diálogo cuando ha respondido: "Defiendo mi presunción de inocencia". "Los santos inocentes son mañana", se ha oído en el salón.

El alcalde se ha limitado a disparar en todas direcciones, ha citado incluso al exportavoz socialista en las Cortes Valencianas, quien fue imputado, juzgado y absuelto. "Lunáticos nos vamos a volver todos", ha interrumpido otro vecino. Finalmente, la amplia mayoría que disfruta el PP en Manises, con 12 concejales frente a cinco socialistas, dos de Esquerra Unida y dos de la Asociación Progresista de Manises-Compromís, se ha pronunciado contra la dimisión de Crespo. Cientos de manos se han alzado entre el público para apoyar la dimisión, pero nadie las ha contado.

La empresa pública Emarsa, que gestiona la depuradora de aguas residuales de la zona metropolitana de Valencia, fue clausurada hace unos meses con un agujero de 17 millones de euros que ahora es objeto de investigación judicial. Crespo asumió la presidencia de Emarsa en junio de 2004, entonces era una empresa con beneficios.

En 2010, la Empresa Metropolitana de Servicios Hidráulico (Emshi), que también presidía Crespo, tuvo que clausurar Emarsa. La investigación judicial del saqueo de Emarsa ha puesto a la luz pagos de servicios inexistentes, traslados de lodos en cantidades inverosímiles, facturas para compras de joyas, artículos de lujo e incluso de noches de hotel para jóvenes traductoras de nacionalidad rumana.

Crespo ha soportado el rosario de detalles extraídos del sumario que ilustran una gestión desastrosa.

El alcalde se ha limitado a extender la responsabilidad sobre el conjunto del consejo de la empresa metropolitana, compuesto por 13 representantes del PP, cuatro socialistas y uno de Esquerra Unida. "Todos eramos igual de responsables, simplemente me tocó ser presidente". Su intervención ha desatado risas entre el público. Pero Crespo se ha negado a dar explicaciones alegando que primero debe declarar ante el juez que instruye la causa. "Estoy deseoso de ir a declarar para aclarar todo lo que sabido como presidente del consejo, pero antes de declarar ante el juez no puedo esclarecer nada"

La oposición ha reclamado la reprobación del alcalde. Le han recordado que el PP dominaba con amplia mayoría las asambleas del Emshi y de Emarsa, que el presidente se negó a recortar las atribuciones delegadas al gerente de la empresa como le pidieron los representantes de la oposición en el consejo y, finalmente, que el único consejero imputado por el juez. "Esperamos que sus propios compañeros del PP le reprueben, sino serán corresponsables de la gestión de Crespo al frente de Emarsa", ha apuntado el portavoz socialista Juan Carlos Santiago.

Nada más lejos de la realidad. Francisco Izquierdo, portavoz del PP, ha asegurado que sus compañeros en el grupo municipal "están orgullosísimos" de la gestión de Crespo, una exageración que ha sido recibido con pitos, risas y gritos del público que abarrotaba el salón. El PP ha cerrado filas y ha rechazado reprobar a Crespo.

El socialista Juan Carlos Santiago ha reflexionado ante el pleno. "El alcalde no se va porque ha perdido los décimos de la lotería". El PP de Manises repartió casi cien millones de euros en el sorteo de la lotería de navidad. Crespo celebró el premio, pero cuando fue requerido por el juez, aseguró que solo tenía un décimo.