Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Kim Kardashian: 72 días de rentable amor... y divorcio

Apenas dos meses después de casarse con Kris Humphries, la celebridad estadounidense anuncia que se separa

Han sido 72 días de amor. Ni más ni menos. Con eso le ha bastado a Kim Kardashian para casarse, vender su boda y separarse. La celebridad estadounidense ha dado a conocer que ha interpuesto una demanda de divorcio contra su actual marido, el jugador de baloncesto Kris Humphries, tal y como recoge la revista People. "Sí, @kimkardashian [citando el perfil de Twitter] ha puesto una demanda de divorcio esta mañana", ha explicado en la red social Ryan Seacrest, el productor de su programa de telerrealidad.

Kardashian y Humphries contrajeron matrimonio el pasado 20 de agosto en una deslumbrante celebración en California. No escatimaron en gastos: 440 invitados, entre los que se contaban Lindsay Lohan o Eva Longoria, espectaculares anillos de compromiso y varios vestidos de la diseñadora Vera Wang para la novia y sus hermanas. Pero todo rápidamente amortizado gracias a las diversas exclusivas que protagonizó -tanto en revistas como en televisión, donde se emitió un programa especial en dos partes con los mejores momentos del enlace- y con las que recuperó la inversión.

Para su divorcio tampoco ha perdido el tiempo. Apenas un par de horas después de que se conociera su separación, ya ha hecho unas declaraciones que recoge People, su publicación de cabecera, esgrimiendo "diferencias irreconciliables". "Espero que todo el mundo entienda que no ha sido una decisión fácil", ha afirmado en un comunicado a E!, la cadena de televisión que emite su programa. "Habría deseado que este matrimonio fuera para siempre, pero ciertas cosas a veces no salen como hubieras planeado. Seguimos siendo amigos y nos deseamos lo mejor el uno al otro".

Los Kardashian se han hecho muy populares en Estados Unidos por participar en diversos realities de televisión que retratan su vida familiar. Las millonarias Kim, de 30 años y la más popular, Kourtney, de 32, y Khloe, de 27, son las hijas del fallecido Robert Kardashian, que fue abogado de O. J. Simpson y Kris Jenner. A la saga familiar se le ha sumado el segundo marido de su madre y dos hermanastras, Kendall y Kylie. Todos protagonizan el programa de telerrealidad Keeping up with the Kardashians, que atrae a millones de personas en la televisión estadounidense.

Kim, famosa principalmente por su asistencia a fiestas de otros famosos y por algún que otro escándalo, y el jugador de los Nets de Nueva Jersey vieron su relación en peligro casi desde el primer día. Los rumores de separación no tardaron en llegar. Desde muy pronto la joven aseguró que su matrimonio no era "ideal". "Estamos recién casados y queremos privacidad", se lamentaba ante la revista People hace pocos días. Este fin de semana se la ha podido ver disfrazada en una fiesta de Halloween a la que acudió sin su todavía marido. Ahora queda por delante el proceso de separación, del que, muy probablemente, pronto podrá verse alguna cara exclusiva.