Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Madrid exporta su contaminación más allá de los límites autonómicos

Toledo y Guadalajara registran altos niveles de ozono derivados de los gases que emiten los vehículos que circulan por la capital

Madrid fue la ciudad con más contaminación por dióxido de carbono de toda España el año pasado. De las 24 estaciones de medición, 18 registraron niveles por encima del límite legal (44 microgramos por metro cúbico), según el último informe de calidad del aire de Ecologistas en Acción. Solo las instaladas en zonas verdes -Retiro, Juan Carlos I, Casa de Campo, El Pardo, Villaverde o Sanchinarro- cumplen con la normativa fijada en la Unión Europea. El portavoz y responsable del área de Transporte de la organización, Francisco Segura, ha asegurado que en 2011 Madrid sigue la línea del año pasado ya que la mayoría de las estaciones supera la media anual permitida en NO2en lo que va de año.

El NO2, un gas irritante producto del tráfico, reacciona con la radiación solar en el aire y provoca la aparición de ozono malo (el bueno es el estratosférico que hace de filtro de la radiación ultravioleta) en zonas alejadas del centro urbano y del tráfico. Es decir, en las zonas donde se supone que debería respirarse un aire más limpio es donde hay más contaminación por ozono. Niveles que se incrementan cuando hay buen tiempo. Por eso, las comunidades vecinas a Madrid registran cifras de contaminación por ozono por encima de lo permitido legalmente por la directiva europea 2008/50/CE. Varias ciudades de Castilla-La Mancha sobrepasaron durante más días de los permitidos (25) unos niveles por encima de los 120 microgramos por metro cúbico: Toledo (47), Guadalajara (71), Illescas (57), Ciudad Real (43), Azuqueca de Henares (59).

El viento habitual de la zona del corredor del Henares actúa como vehículo, según lo que explica Segura, del aire contaminado por lo que llega a las zonas periféricas de la región y a otras provincias vecinas.