Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Enterrados los tres menores asesinados en el centro para discapacitados de Boecillo

Uno de los niños ha sido sepultado en Burgos, otro en un pueblo de la provincia y el tercero en un municipio de Salamanca

Los tres menores presuntamente asesinados por su cuidadora en Boecillo (Valladolid) el pasado lunes han recibido sepultura esta tarde. Tras salir del Instituto Anatómico Forense de Valladolid por la mañana, cada uno de los cuerpos fue trasladado a su lugar de procedencia.

El mayor de los tres niños, M.A.S.C. de 14 años, ha sido enterrado en Villaescusa la Solana, un pueblo situado a 33 kilómetros de Burgos. El adolescente ha recibido sepultura en el cementerio de la pequeña aldea burgalesa junto a su madre, María del Carmen Cuenca, que había fallecido hace dos años. Su padre Félix Sanz y su hermano Jesús María Sanz, visiblemente afectado, asistieron al funeral.

El cuerpo de D.E.Q., el menor de nueve años de origen guineano, ya descansa en el cementerio de Burgos. La madre, Milagrosa, que llegó pocas horas antes del funeral a España procedente de Guinea Ecuatorial tras ser avisada del suceso por la Junta de Castilla y León, una tía del pequeño, Dina, así como los familiares y amigos más cercanos, han despedido al pequeño en una ceremonia íntima en la capital burgalesa.

El menor de los tres, D.G.C, de tres años, ha sido enterrado en Cespedosa de Tormes, un pueblo de la provincia de Salamanca justo en el límite con Ávila. Joaquín García, padre del pequeño, asistió al sepelio. Ahora luchará por recuperar la custodia de su otro hijo.