Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Movimiento 15-M frena dos desahucios en Vallecas y en Leganés

Se trata de una pareja de ancianos que lleva 30 años en una vivienda alquilada de renta antigua y de un matrimonio con cuatro hijos que vive en una casa del Ivima

Varias decenas de personas, convocadas por Democracia Real Ya (DRY) y las asambleas de barrios del Movimiento 15-M, han logrado frenar esta mañana dos desahucios más (y ya van siete), uno en Vallecas y otro en Leganés, que han tenido que ser aplazados por motivos de orden público. En Leganés Norte, un centenar de personas congregadas frente a una vivienda del Instituto de Vivienda de Madrid (Ivima), en el número 55 de la avenida Carmen Martín Gaite, han impedido el desalojo de un matrimonio con cuatro hijos -dos parados y dos menores de edad- que no ha podido hacer frente a los pagos de su vivienda.

Esta concentración ha sido convocada por la Asamblea popular de Leganés y por la Plataforma de Afectados por el Ivima, que está en proceso de creación y supone una nueva rama o especialización dentro del Movimiento 15-M, en el que ya existe la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH). La necesidad de esta nueva plataforma responde al gran número de desahucios de viviendas del Ivima, según han explicado Olga Mkhaylova, una de las portavoces de Democracia Real Ya. Por otro lado, el desahucio de Vallecas afectaba a un matrimonio de mayores, que residen desde hace 30 años en una vivienda alquilada, de renta antigua, de la que quiere desalojarles el propietario, ha explicado Chema Ruiz, uno de los portavoces de la PAH.

Unas 60 personas convocadas por la Asamblea del barrio de Vallecas se han reunido frente al edificio, en el número 6 de la calle Los Riojanos, en apoyo del matrimonio que, según Ruiz, había depositado los pagos en el Juzgado a última hora del pasado viernes, ya que el propietario se había negado a aceptarlos. En este caso, solo ha sido necesario acreditar este depósito ante el secretario judicial, ha agregado Ruiz, para quien se trata de "un caso claro de especulación y ahora el propietario tendrá que intentar la resolución del contrato de alquiler que, al ser de los de renta antigua, están muy blindados".

Con los dos de hoy, son siete los desahucios aplazados en Madrid por concentraciones de apoyo desde la eclosión del 15-M y el nacimiento de la PAH, que ya funcionaba en Cataluña. El primero se registró el 15 de junio en el barrio de Tetuán, cuando una multitud de indignados se anotó su primera victoria al evitar el desalojo Anuar, un inmigrante libanés de 55 años, su mujer y su hija adolescente. Los concentraron se enfrentaron a Cayo Lara, que acudió al lugar a solidarizarse con Anuar. El segundo desalojo se evitó en el municipio de Parla.

El siguiente se produjo el 6 de julio en la zona de Pueblo Nuevo de la capital y fue un caso de impago de hipoteca. La vecina tiene a su cargo a un hijo de 25 años con un 77% de discapacidad. El cuarto fue el 7 de julio y tuvo como escenario en Leganés, justo enfrente de Carabanchel, y por cuestiones muy similares. Una mujer y sus dos hijos fueron salvados de quedarse sin techo, al menos por el momento, en un piso del Ivima. Según el 15-M en Leganés, la mujer que cuida sola a sus dos hijos, lleva "muchísimo" tiempo sin trabajar y tiene una minusvalía, por lo que no puede pagar los 20.000 euros que el Ivima le demanda. Por su parte, desde el Ivima matizan que es una de sus mayores deudoras al acumular una deuda superior a los 22.000 euros y que desde el año 2003 sólo ha pagado 11 mensualidades.

El quinto y último hasta hoy se produjo el pasado viernes 15 en el barrio de Carabanchel Alto de la capital. Este fue el primero tras las críticas de jueces, policía y Gobierno regional. Mientras la consejera de Presidencia y Justicia, Regina Plañiol, advertía de que "la ley hay que cumplirla y eso incluye al 15-M", quedó aplazado el desahucio de una vivienda social previsto en el barrio madrileño de Carabanchel Alto.

Se trataba de una mujer y de su hijo, que llevan cinco años viviendo de alquiler en una vivienda social del Ivima por una deuda de 1.500 euros por 19 recibos impagados de vivienda y garaje más los intereses de demora. Un portavoz del organismo explicó a este diario que la demanda presentada contra la mujer en los tribunales fue por "falta de pago y por su elevada conflictividad", haciendo hincapié más en lo segundo que en lo primero. Según el Ivima, "ha provocado multitud de intervenciones policiales" y tiene "sentencias condenatorias por amenazas e intimidación" e incluso "órdenes de alejamiento" por el mal trato al que somete a sus vecinos.

En el primer trimestre del año, se ejecutaron 15.546 "lanzamientos" (desahucios por impago) en España, un 36,8% más que el mismo trimestre de 2010, informa Carmen Pérez-Lanzac. En la Comunidad de Madrid fueron 2.537, más del triple que en el primer trimestre de 2008). Es la tercera comunidad por volumen de desahucios tras Andalucía y la Comunidad Valencia. Ante semejante actividad, el TSJM ha tenido que duplicar el número de comisiones judiciales de seis a 13. Los barrios de la capital donde se ejecutan más desahucios por impago de hipoteca son del sur, donde se registran los niveles Villaverde, Carabanchel, Aluche y Vallecas. Según el testimonio de los funcionarios, la mayoría de los desahuciados son inmigrantes y el día del lanzamiento no están en la vivienda: hay que forzar la cerradura para entrar.