El PP achaca a la "influencia política" la reapertura del 'caso de los espías' y anuncia que pedirá amparo al CGPJ

Los conservadores insinúan la parcialidad de la ponente, hermana de la exportavoz socialista Cristina Almeida

El PP madrileño cree que en la decisión de la Audiencia Provincial de reabrir el caso de los presuntos espionajes a políticos de la comunidad "la influencia política ha tenido mucho que ver". Así lo ha manifestado el portavoz adjunto de los conservadores en la Asamblea de Madrid, Pedro Muñoz, para el que "resulta más que sosopechoso" el contenido del auto dictado por la juez, Luz Almeida.

Muñoz achaca al parentesco entre la ponente de la resolución y la que fuera portavoz del PSOE en la Asamblea de Madrid, Cristina Almeida, la reapertura del procedimiento. Es la única explicación que el parlamentario encuentra a que la Audiencia Provincial no haya seguido el argumentario que en su momento determinó a la Fiscalía y al Juzgado de Instrucción a archivar el caso. Según Muñoz, ambas instituciones concluyeron que "no había ni pruebas, ni indicios de haberse realizado los seguimientos, ni la existencia de ningún delito". El portavoz popular ha querido recordar que la juez no es "titular de carrera por oposición".

Más información
Texto íntegro del auto de reapertura del caso de espionaje en Madrid
La investigación de la trama de espionaje en la Comunidad de Madrid
La Audiencia de Madrid reabre el caso del espionaje del Gobierno de Aguirre a sus adversarios en el PP
La fiscalía de Madrid abre una investigación sobre el escándalo
El PP impone una investigación 'express' de la trama de espionaje
Granados ve posible que sus agentes vigilaran a espiados
El PP estudia recusar a la ponente del auto de reapertura del 'caso del espionaje' en la Comunidad de Madrid
Cronología del caso de espionaje en la Comunidad de Madrid

El acceso de Almeida a la carrera judicial parece ser la consigna de los populares para poner en entredicho la decisión de la Audiencia Provincial de reabrir el caso. David Pérez, el portavoz de los conservadores en la Asamblea madrileña, ha insistido en "el oportunismo electoral" de la decisión y ha hecho hincapié en que la ponente es "una abogada socialista que por suplencia ha decidido unas nuevas diligencias". Pérez ha asegurado que el PP "debe tener amparo de la Justicia para no estar a merced de este tipo de maniobras electoralistas".

Un amparo que los conservadores han anunciado que van a pedir al Consejo General del Poder Judicial. Lucía Figar, la secretaria de Comunicación y portavoz del PP de Madrid ha denunciado que su partido está "indefenso" tras la reapertura del caso de los espías. Figar considera que se están "violando sus derechos" ya que "ha sido una abogada socialista", en alusión a la ponente, Luz Almeida, la que ha decidido reanudar la investigación de "un caso ya cerrado con el informe favorable del fiscal, sirviéndose únicamente de una denuncia del PSOE".

En similares términos se ha expresado el abogado del PP nacional, que en su momento también se personó en la causa. José Manuel Montero ha dicho que "el auto tiene un claro carácter político y mucho más si ha sido ponente de la resolución Luz Almeida, hermana y compañera de despacho de Cristina Almeida". El letrado del PP ha anunciado que estudia plantear un posible incidente de nulidad ya que, a su juicio, la juez fue desiganada magistrada ponente para el ejercicio 2009-2010, por lo que en la actualidad ya habría caducado su mandato y no estaría en disposición de dictar el auto.

Asímismo, ha criticado que los magistrados de la Sala "ignoren" el contenido de las declaraciones de los imputados y ha asegurado que "los indicios sobre los que se sustenta el supuesto delito de malversación de caudales públicos [motivo principal de la reapertura del caso] no tienen consistencia" por basarse en las "propias diligencias de instrucción".

Mientras tantos los dos principales afectados por el presunto espiononaje realizado por funcionarios de la comunidad de Madrid, el vicealcalde de la capital, manuel Cobo, y el exconsejero de Justicia, Alfredo Prada están callados. El primero ha declinado hacer declaraciones y el móvil del segundo está desconectado.

El que sí ha contestado es uno de los presuntos implicados en el caso, el consejero de Presidencia, Justicia e Interior, Francisco Granados. El dirigente conservador ha echado mano de los mismos argumentos que sus compañeros de partido y ha afirmado que la reapertura del caso "desprende una enorme carga política e inquina contra el PP y el Gobierno de la comunidad de Madrid" y que "en lo que se basa el auto es falso absolutamente porque ya se han practicado [en alusión a unas diligencias que se pide que se realizacen en el escrito], algo que ignora la señira Almeida, cofundadora con su hermana Cristina del despacho de abogados".

El consejero de Presidencia, Justicia e Interior, Francisco Granados, tras conocerse la reapertura del 'caso de los espías'.
El consejero de Presidencia, Justicia e Interior, Francisco Granados, tras conocerse la reapertura del 'caso de los espías'.

Consignas vía Twitter

La reapertura del caso de los espías se ha convertido en el tema central de los tuits del PP de Madrid. En todos se repiten las mismas consignas: la decisión tiene tintes políticos y el auto es tendencioso ya que la ponente, Luz Almeida, es hermana de la exportavoz del PSOE en la Asamblea de Madrid, Cristina Almeida, y cofundadora de su despacho de abogados.

Estos son algunos ejemplos que se pueden leer en @ppmadrid

Cuando la única acusación que queda es la ejercida por los socialistas madrileños la apariencia de objetividad se ha podido romper

Hay que recordar que la juez que ha dictado el auto, además de no ser titular de carrera por oposición, es hermana de la socialista Almeida

Sospechamos la existencia de prejuicios o intencionalidad política en la decisión de reabrir el caso de presunto espionaje.

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS