Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno advierte a la Generalitat que el catalán no es exigible para regularizar a los inmigrantes

El PP pide al Ejecutivo catalán que exija por igual a los inmigrantes el castellano y el catalán

La secretaria de Estado de Inmigración, Anna Terrón, ha advertido hoy a la Generalitat que el conocimiento de la lengua catalana no podrá ser un elemento vinculante a la hora de otorgar un permiso de residencia a los inmigrantes. En un acto en El Vendrell (Tarragona), Terrón ha recordado que es el Gobierno y no las comunidades autónomas quien tiene la potestad para otorgar un permiso de residencia a los extranjeros.

Terrón ha recordado que la ley de 2009 da competencias a las autonomías para añadir criterios a los requisitos mínimos que pone el Gobierno para obtener el certificado de arraigo. "A partir de ahí las autonomías pueden incluir aquellos elementos que consideren relevantes", ha explicado la Secretaria de Estado. Sin embargo, ha dejado claro que "es el Estado quien tiene potestad para otorgar el permiso de residencia", ha dicho.

De esta manera, Terrón ha querido cerrar la polémica abierta ayer por el Gobierno catalán, que anunció que piensa ser especialmente beligerante para que solo los inmigrantes que conozcan el catalán puedan conseguir el certificado de arraigo necesario para tramitar permisos como el de residencia o la reagrupación familiar. En el mismo acto en el que ha participado Terrón, el consejero catalán de Bienestar y Familia, Josep Lluís Cleries, ha admitido que la Generalitat no tiene la última palabra a la hora de otorgar permisos de residencia.

Por su parte, el PP ha exigido a la Generalitat que considere el castellano tanto como el catalán para evaluar la integración de los inmigrantes. Esteban González Pons, vicesecretario de comunicación del PP, ha reclamado esta mañana el reconocimiento de las dos lenguas oficiales en Cataluña. "Si el catalán es considerado elemento de arraigo, el castellano debería serlo en la misma medida. Cuando hay dos lenguas cooficiales, no deben consentirse que solo una de ellas sea elemento de arraigo", ha enfatizado.

El portavoz del Gobierno catalán, Francesc Homs, ha justificado la priorización del catalán en una entrevista concedido a Onda Cero: "Lo normal será que en Cataluña haya esa exigencia. Y el Gobierno de España hará que el castellano sea una exigencia. Y así paz y después gloria", ha declarado Homs. La exigencia del catalán que abanderó ayer Homs todavía está por concretar.

El líder de Esquerra Republicana de Catalunya (ERC), Joan Puigcercós, ha denunciado que, en paralelo a la exigencia del catalán a los inmigrantes, la Generalitat ha eliminado un programa que precisamente enseñaba las nociones básicas del idioma. "El Departamento de Empresa ha eliminado el programa PROFIT (Programa para la Restauración Orientado a la Formación Integral de los Trabajadores). Era un programa de éxito que servía para enseñar catalán, el mínimo vocabulario indispensable, y mejorar su desarrollo profesional", ha lamentado Puigcercós en un apunte en su blog. El líder de ERC ha incidido en la "improvisación y la falta de rumbo" del Gobierno de Mas.