Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El despegue del avión de Spanair era "dificilísimo o de imposible ejecución"

El informe pericial encargado por el juez reproduce el accidente del JK5022

El órgano pericial colegiado que investiga para el juez el accidente del avión de Spanair en el que murieron 154 personas en 2008 en Barajas ha concluido que despegar la aeronave sin extender los flaps y los slats es dificilísimo o imposible de realizar y que la tripulación "no contaba con esa información", según informa la cadena Ser, que ha tenido acceso al documento.

Este documento se suma al que la comisión de investigación técnica entregó a las partes hace dos semanas y que en sus conclusiones deja sin esclarecer si la avería que obligó al avión a volver cuando se disponía a despegar la primera vez está relacionada con el siniestro.

Los ocho peritos simularon el pasado mes de enero tanto las condiciones como los hechos ocurridos aquél 20 de agosto. La conclusión del informe es que "el despegue con los flaps y los slats retraídos es de dificilísima o imposible ejecución".

El órgano pericial colegiado añade que "el aviso de STALL se produce inmediatamente después de la rotación y el avión queda colgado, sin poderse elevar".

En el documento, los peritos reconocen que llevaron a cabo la prueba "sabiendo qué iba a ocurrir" y concluyen: "Ni que decir tiene que en las circunstancias del accidente la tripulación no contaba con esta información".

La semana pasada, el padre del tercer ocupante de la cabina del avión de Spanair reconoció que una de las voces que se oyen en las grabaciones de las cajas negras del aparato es la de su hijo, el técnico en electrónica Gabriel Guerrero, uno de los 154 fallecidos en el accidente, a quien se le oye decir en la grabación que el arreglo realizado en la aeronave "es una chapuza".