_
_
_
_

Lissavetzky elige a la editora Ana García D'Atri para su lista

Desconvocado el acto del sector crítico contra Tomás Gómez.- La decisión se toma después de que el secretario general acordara ayer una nueva candidatura municipal con dos nombres que había pedido el aspirante a la alcaldía

El aspirante socialista al Ayuntamiento de Madrid en las elecciones del 22 de mayo ha revelado esta mañana uno de los dos nombres que incorporará a su lista tras el acuerdo alcanzado ayer con el líder del Partido Socialista de Madrid (PSM), Tomás Gómez, para cerrar el cisma que ha estado a punto de romper en dos la resquebrajada federación madrileña. Lissavetzky ha elegido a la editora Ana García D'Atri como representante del mundo de la cultura. Ocupará el puesto 14, del que sale Julia Martínez-Torales para incorporarse a la candidatura socialista a la Asamblea. De momento, se desconoce quién ocupará el número 16, que abandona Pedro Santín para ir también en las listas para las elecciones autonómicas.

Los dos candidatos que se han eliminado irán a la Asamblea
Más información
Ferraz pide anular el acto contra Gómez
Lissavetzky se quedaría como líder de la oposición cuatro años
Lissavetzky propone recuperar el nombre de Concejalía de Cultura
Tomás Gómez, sobre el acuerdo en las listas de Madrid
Nuevo cisma en el PSM por la lista para el Ayuntamiento de Madrid
Blanco asegura que "saldrá el sol" en el PSM y que "se proyectará con éxito" el 22-M
La lista de Madrid reaviva la lucha entre los socialistas a cuatro meses de las elecciones
Ferraz pide al sector crítico del PSM que desconvoque el acto contra Tomás Gómez
Gómez y Lissavetzky alcanzan un acuerdo sobre la lista municipal
Ferraz trabaja para pacificar contrarreloj todas las listas de Madrid

Madrileña de 43 años, García D'Atri ha dicho hoy que llega a la política municipal para tratar de recuperar la "alegría" que tenía Madrid en la época de Tierno Galván.Licenciada en Ciencias de la Información, estudió Sociología y tiene un máster en Literatura y Artes Plásticas. En la actualidad es la responsable del área de narrativa en la editorial Planeta. Editora desde 1995 en Ediciones B y en Planeta, antes trabajó como periodista cultural en las agencias OTR/Press y Colpisa y en los periódicos La Gaceta de los negocios y La Voz de Almería. Está vinculada a asociaciones y movimientos culturales madrileños desde hace más de 20 años y es experta en organización, promoción y difusión de actividades culturales.

La nueva incorporación del candidato a la alcaldía en la lista municipal ha asegurado que defenderá una cultura "un poco más próxima a lciudadano, que consiga que Madrid sea un poco más humano" y ha mostrado su interés por la participación ciudadana. La editora ha concretado que se incorpora como independiente. "Soy votante del PSOE pero mi partido es la cultura.Mi idea no es militar, no lo ha sido nunca y en principio tampoco lo va a ser ahora. Creo que la cultura es integradora, que no tiene ningún partido".

Lissavetzky incorporará a otra persona con un perfil técnico, fuentes socialistas deslizaron ayer que será un experto en urbanismo. Fuentes socialistas deslizaron ayer el nombre de Félix Arias, exconcejal socialista durante la época de Trinidad Jiménez en el Ayuntamiento, pero aún no está claro que sea la persona escogida por el candidato. Arias es el director general de Sepes, la sociedad estatal encargada de gestionar el suelo público, y un urbanista de reconocido prestigio. Su regreso a la vida municipal aún no está confirmado, y según pasan las horas esta posibilidad se presenta más complicada. Lo que sí está confirmado es que el concejal Óscar Iglesias se incorpora a la lista socialista a la Asamblea de Madrid. Iglesias, presidente hasta ahora del grupo municipal socialista en el Ayuntamiento de Madrid, ha sido uno de los dirigentes más críticos con la gestión de Gómez al frente del PSM. Su inclusión es interpretada como un guiño del secretario general a la integración de los cargos que se opusieron a su candidatura en las primarias.

Cómo se fraguó el pacto

En sus primeras declaraciones tras el pacto, Tomás Gómez, ha expresado esta mañana su satisfacción porque "ha salido el sol" en lo referido a la conformación de la candidatura socialista al Ayuntamiento de Madrid, que le parece "muy buena". Poco antes de conocerse la incorporación de García D'Atri , los miembros del PSM que apoyaron a la ministra Trinidad Jiménez en las primarias de octubre han cancelado el acto que habían convocado el viernes en la sede de UGT para reclamar al líder del PSM que no les excluya del partido, han confirmado a este periódico fuentes socialistas. Este anuncio llega después de que ayer Ferraz pidiera que no se celebrara y, sobre todo, después se alcanzara el pacto Gómez-Lissavetzky.

En un comunicado, los convocantes explican que "a la espera de su confirmación y de conocer el contenido exacto del principio de acuerdo" sobre las listas, lo consideran "buena noticia". "Este acuerdo era también un objetivo prioritario de la convocatoria del viernes", añade la nota. Con este gesto y la confirmación del pacto se cierra la tormenta política que ha vivido el PSM en los últimos 10 días. El principal motivo de este temporal, que ha contado con rayos, truenos y un chaparrón de acusaciones cruzadas, ha sido la elaboración de la lista electoral al Ayuntamiento de Madrid. En el fondo de esta lucha subyace el enfrentamiento entre los críticos con la gestión de Gómez al frente del PSM y las heridas abiertas con las primarias.

El aguacero amainó a las ocho de la tarde con el principio de acuerdo entre Gómez y Lissavetzky, que pacto contempla la inclusión en la candidatura de dos personas de perfil técnico, como había demandado el aspirante a la alcaldía. A cambio, se produce la salida de Martínez-Torales y de Santín. Los nombres de ambos aparecían hasta ahora en la lista electoral que Gómez presentó y aprobó la semana pasada sin el visto bueno de Lissavetzky. En dicha candidatura el secretario de Estado solo contaba con seis afines entre los 18 primeros (el número actual de concejales socialistas en el Ayuntamiento).

Santín y Martínez-Torales, que pasan ahora a la lista de Gómez, estaban incluidos en la de Lissavetzky como partidarios del secretario de Estado. Un dirigente del entorno de Lissavetzky explicaba así el origen del pacto: "Dos nombres cambian mucho la lista. No son cargos orgánicos, por lo que se desliga la lista de cualquier intención en este sentido. Y son perfiles necesarios para formar un equipo". Fuentes de la dirección del PSM reconocieron ayer que aún quedan flecos pendientes, que hoy se están ya cerrando. "Parece que pinta bien, y todo va en esa dirección. Pero aún hay que esperar", apuntó un cargo próximo a Gómez. En el entorno del secretario de Estado también admitieron los progresos y aplazaron a hoy la designación de los nombres de perfil técnico, de los que solo falta uno por conocer.

Gómez y Lissavetzky conversan durante un reciente homenaje a Tierno Galván.
Gómez y Lissavetzky conversan durante un reciente homenaje a Tierno Galván.ULY MARTÍN
La editora y periodista Ana García D'Atri.
La editora y periodista Ana García D'Atri.

Semana de tensión en el PSM

- Martes 8 de febrero: La ejecutiva del PSM aprueba la lista para el Ayuntamiento de Madrid sin el visto bueno del candidato, Jaime Lissavetzky.

- Miércoles 9: Se hace pública la división en el PSM por la composición de la lista municipal.

- Jueves 10 de febrero: Se celebran asambleas en las 21 agrupaciones de Madrid, a las que no satisface la lista.

- Domingo 13: Tomás Gómez afirma que "habrá acuerdo" para la lista del Ayuntamiento.

- Lunes 14: Un grupo de críticos con Gómez anuncia un acto multitudinario para que no haya exclusiones en el partido.

- Martes 15: Por la mañana, Ferraz pide que se desconvoque el acto. A las ocho de la tarde se alcanza un acuerdo.

-Miércoles 16: Los críticos a Gómez y afines a Jiménez desconvocan por la mañana el acto de protesta.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_