Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Siguero pide la baja en el PP tras su imputación en el 'caso Gürtel'

El partido vuelve a citar el caso de Rollán para subrayar "las diferencias entre unos peridos y otros"

El secretario general del PP de Madrid, Francisco Granados, ha informado esta mañana de que el exalcalde del municipio madrileño de Boadilla del Monte, Juan Siguero, ha pedido la baja del Partido Popular tras su imputación en el caso Gürtel, y también ha formalizado su dimisión del cargo institucional que desempeñaba. Siguero dimitió como alcalde el pasado jueves, horas después de que Antonio Pedreira, el magistrado que investiga la trama de corrupción que salpica al PP, le imputara por los delitos de negociaciones prohibidas a funcionarios, prevaricación, tráfico de influencias y cooperación necesaria en los delitos que a su vez se le imputan al anterior regidor de la localidad, Arturo González Panero, expulsado del PP.

El ex alcalde González, que está imputado en la misma causa como presunto autor de los delitos de cohecho, asociación ilícita, fraude fiscal, blanqueo de capitales y falsedad, acusó el pasado junio a Siguero de haber intervenido en todas las adjudicaciones de ese Ayuntamiento incluidas en el sumario de la trama de corrupción. "Por eso tendrían que investigarle más a él que a mí", dijo el alcalde en declaraciones a EL PAÍS. Su sucesor en el cargo era el número cuatro en la lista encabezada por González Panero en 2007 y fue nombrado concejal de Hacienda, cargo que compatibilizaba con el de tesorero del PP local y del grupo municipal. Tras dimitir Panero por el Gürtel en febrero de 2009, el PP regional optó por dar la alcaldía a María Jesús Díaz Pérez. Pero Panero exigió -y logró- que la dirección popular aceptara a Siguero, su hombre de confianza. Al igual que su predecesor, Siguero se ha visto obligado a dejar la alcaldía y el partido, acusado de corrupción.

"Importantes diferencias en la reacción"

Tras su visita a la Academia de Policía de la localidad madrileña de Colmenar Viejo, Granados ha subrayado que el Gobierno de la Comunidad de Madrid "respeta de manera absoluta las decisiones judiciales" y, en el apartado político, ha puesto de manifiesto las "importantes diferencias en la reacción de unos partidos y otros". Con los dos de Boadilla, ya son cuatro los alcaldes del PP de Madrid que han sido imputados en el caso Gúrtel -Jesús Sepúlveda (Pozuelo de Alarcón); y Ginés López (Arganda del Rey)-. Todos ellos dimitieron y fueron expulsados del PP.

"Aquí (en el PP), en cuanto alguien ha sido imputado en Gürtel, ha dimitido de manera automática. En otros partidos hay condenados en el PSOE ocupando cargos de enorme relevancia, como la persona que decide las listas, que es la señora [Trinidad] Rollán", ha añadido, en alusión a la secretaria de Organización del PSM, condenada a ocho años de inhabilitación por el Caso Patrimonio Siglo XXI. La ex alcaldesa de Torrejón sigue siendo número dos del Partido Socialista de Madrid.

Sobre el futuro del municipio, Granados ha asegurado que, "como está establecido de manera reglamentaria, habrá una votación" en el Ayuntamiento de Boadilla, en la que será elegido un nuevo alcalde, si bien no ha mencionado ningún nombre concreto ni tampoco ha querido aclarar si sería una buena opción optar por una gestora para llevar las riendas del partido. La oposición en Boadilla, compuesta por los socialistas de Boadilla y Alternativa por Boadilla (APB), piden la disolución del gobierno municipal porque "ya son dos los alcaldes que han tenido que dimitir por estar imputados en casos de corrupción".

Algo más de 200 personas, según los convocantes, se manifestaron el sábado frente al Ayuntamiento de Boadilla para exigir la disolución del Gobierno municipal. Bajo el lema Por una política íntegra y honrada y convocada por el grupo municipal socialista y por el independiente APB, ambos en la oposición, los manifestantes clamaron por un pueblo "sin corrupción".