Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Panero acusa al alcalde de Boadilla de amañar contratos para la red Gürtel

"Tendrían que investigarle más a él que a mí" dice el ex regidor a EL PAÍS- El edil amenaza con tirar de la manta y pedir las cuentas del PP local

Boadilla del Monte

El ex alcalde de Boadilla del Monte (43.414 habitantes) Arturo González Panero, imputado en el caso Gürtel como presunto autor de los delitos de cohecho, asociación ilícita, fraude fiscal, blanqueo de capitales y falsedad, acusó ayer al actual regidor de Boadilla del Monte, Juan Siguero (PP), de haber intervenido en todas las adjudicaciones de ese Ayuntamiento incluidas en el sumario de la trama de corrupción que instruye el magistrado Antonio Pedreira. "Por eso tendrían que investigarle más a él que a mí", dijo ayer en declaraciones a EL PAÍS.

El actual alcalde de Boadilla era el número cuatro en la lista encabezada por González Panero en 2007 y fue nombrado concejal de Hacienda, cargo que compatibilizaba con el de tesorero del PP local y del grupo municipal. Tras dimitir Panero por el Gürtel en febrero de 2009, el PP regional optó por dar la alcaldía a María Jesús Díaz Pérez. Pero Panero exigió -y logró- que la dirección popular aceptara a Siguero, su hombre de confianza.

El ultimátum se dirige contra el ex tesorero y actual alcalde Juan Siguero

Hoy las cosas han cambiado y Panero asegura que su sucesor nunca tuvo "capacidad" para ejercer el cargo. El ex alcalde asegura que Siguero participó activamente en las adjudicaciones al entramado que dirigía Francisco Correa: "Él firmó la adjudicación de una parcela a la constructora UFC [implicada en la trama Gürtel]. Y esta decisión de Siguero fue a la comisión informativa, que también presidía él mismo".

Panero también relaciona a su sustituto con otras dos operaciones Gürtel. La primera es la adjudicación de la Oficina de Atención al Ciudadano (OAC) de Boadilla a la empresa Easy Concept por 500.000 euros anuales. "Siguero firmó los pliegos y encabezó la mesa de contratación. Todo lo presidió él. Además, toda la documentación la hizo personalmente, con su propio ordenador. Yo no intervine".

La segunda es la cesión de terrenos municipales a la Empresa Municipal de la Vivienda y el Suelo (EMSV) de Boadilla que acabaron en manos de la trama. "La EMSV adjudicó estos terrenos a una empresa de Ramón Blanco Balín [presunto testaferro de Correa]". El Ayuntamiento acordó este mes cancelar esta adjudicación por la que nunca cobró y que ahora investiga la Intervención General del Estado.El ex alcalde de Boadilla del Monte Arturo González Panero quiere que el Ayuntamiento de su municipio le pague el sueldo que hubiera percibido como concejal con dedicación exclusiva desde que dejó de ser alcalde el 10 de febrero de 2009. Por eso ha presentado un recurso contencioso-administrativo contra el Consistorio que encabeza el primer edil Juan Siguero (PP) en el que exige una indemnización de 50.499,8 euros (38.499,08 por el sueldo que ha dejado de percibir y 12.000 euros por daños y perjuicios). En la demanda, González Panero exige también que se le reconozca la dedicación exclusiva y que se le integre en el Grupo Mixto, ya que, a pesar de haber sido expulsado del PP local, en contra de la voluntad de su partido, decidió seguir siendo miembro del Consistorio como concejal no adscrito.

En el recurso presentado en el juzgado, Arturo González Panero, conocido como El Albondiguilla en el sumario Gürtel, carga contra los actuales dirigentes del Ayuntamiento de Boadilla, asegurando que existe "una maniobra desde el momento de la imputación". Y esta maniobra consiste, según el letrado, en que se le vulnera su derecho de presunción de inocencia: "Se le obliga a dimitir como alcalde, se le impide el acceso a un despacho donde poder ejercer las labores propias de su cargo y se le retira sin previo aviso su ordenador personal, con el que ha estado operando nada menos que nueve años, sin descartar una posible manipulación del mismo".

Además, el abogado dice que los actuales responsables del Ayuntamiento dieron de baja su número de teléfono móvil "sin previo aviso" .

Para justificar estas peticiones, Panero, quien según el sumario cobró más de 600.000 euros de la trama, incluye varias sentencias que avalarían sus peticiones. Una de ellas es la que el pasado 21 de enero declaró la nulidad de los grupos municipales de Boadilla. "Panero no puede ser expulsado de un grupo [el PP] que nunca ha existido", argumenta el letrado del ex alcalde.

Antes de presentar el recurso, Panero envió una carta a Siguero dándole un ultimátum que podría ser considerado una amenaza. En el texto dice: "De no ser atendida esta petición tendrá que acudir a los tribunales y solicitar información de todas las cuentas del grupo [municipal del PP] en los últimos años para acreditar que estas facturas son iguales a las de otras veces, ya que nunca he tenido acceso a esas cuentas, ni siquiera mientras presidió el grupo, siendo siempre usted el que administró estas cuentas".

Siguero fue tesorero del PP local y del grupo municipal durante el periodo que afecta al Gürtel. En uno de los registros se intervino documentación que indicaba que el responsable del PP municipal en la campaña de 2007, Tomás Martín Morales, había recibido un sobre con 30.000 euros para el pago de la campaña en Boadilla.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 18 de junio de 2010