Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
MANUEL PIMENTEL

Un hombre fiel a sus principios

Manuel Pimentel dimitió como ministro de Trabajo de Aznar en el año 2000 y más tarde abandonó el PP por su desacuerdo con la guerra de Irak

El mayor de 11 hermanos, Manuel Pimentel (Sevilla, 1961) estudió en colegios religiosos antes de cursar Agrónomos y Derecho. Su carrera política, bajo el padrinazgo de Javier Arenas, fue fulgurante. De militante de base pasó a diputado autonómico, responsable del PP andaluz, secretario de Empleo y, de 1999 a 2000, ministro de Trabajo.

En su puesto como secretario general de Empleo, Pimentel fue uno de los principales artífices del Acuerdo de Reforma Laboral firmado por empresarios y sindicatos en mayo de 1997, mientras que entre los logros conseguidos al frente de Trabajo destaca el acuerdo con los sindicatos para la mejora de las pensiones mínimas y la reforma de la ley de empresas de trabajo temporal.

En el año 2000 anunció su dimisión como ministro de Trabajo antes de comunicárselo, por fax, al presidente Aznar, con el que discrepó en la política de inmigración. Fue el 19 de febrero de 2000, coincidiendo con la noticia de que la esposa del director general de Migraciones, Juan Aycart, era propietaria de una empresa de formación que obtuvo fondos públicos y un día después de destituir a Aycart y asumir su responsabilidad política.

Fiel a sus principios, no solo dimitió como ministro, sino que además en 2003 dejó el PP por no estar de acuerdo con la intervención del Gobierno de Aznar en guerra de Irak, que calificó de "ilícita" y de "error histórico". En 2004 regresó a la política en las filas del Foro Andaluz, partido con el que se presentó a las elecciones autonómicas, pero no consiguió ningún escaño.

Con 40 años comenzó una carrera como escritor y editor que le ha llevado a publicar varios libros y a fundar una editorial, Almuzara, en Córdoba.