Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
ELECCIONES CATALANAS

Mas: "Si Cataluña suma, puede"

El líder de CiU lee una declaración ante el Monasterio de Sant Benet para certificar el cambio de ciclo

"Si Cataluña suma, puede". Rescatando la esencia del mensaje de Barack Obama, Artur Mas, candidato de CiU, ha leído esta mañana una declaración institucional como broche de cierre de campaña pocas horas antes del mitin final en el Sant Jordi. Ante el Monasterio románico de Sant Benet, en el Bagès, a unos 70 kilómetros de Barcelona, el candidato nacionalista ha enviado un mensaje a la ciudadanía "con modestia" y sin ganas de ir contra nadie para lograr el cambio que Cataluña necesita. "Hemos demostrado que si Cataluña suma, solo así toma sentido defender una gran mayoría que permita construir un gobierno fuerte, serio, respetuoso y cohesionado para hacer una Cataluña mejor".

Con la silueta al fondo del monasterio, al aire libre, en el mismo lugar donde fue proclamado candidato en enero, Mas ha leído la declaración sobre una pequeña tarima envuelta de nueve senyeres -es una incógnita: no se sabe si es una por cada letra de la palabra Catalunya- y junto a Josep Antoni Durán i Lleida, líder de Unió. El convergente ha recuperado parte del discurso que leyó entonces y ha reiterado una frase que ya sorprendió en su día: que ha aprendido estos años que el gobierno "no es una finalidad en sí mismo sino que solo es un instrumento para ponerlo a disposición del país".

Y en un tono romántico, ha añadido que como un viejo navegante está cerca de fondear una isla después de una larga travesía pero ha matizado: "Que nadie se equivoque: nuestra sed no es de venganza, revancha o de pasar cuentas. Es una sed positiva y de superar retos y de levantar el país". No es la primera vez que Mas tira de épica. En las elecciones de 2006, también el último día de campaña, acudió al Monasterio de Ripoll donde también leyó una solemne declaración institucional e hizo una ofrenda ante la tumba del Rey Wifré el Pelós, como padre simbólico de la patria catalana.

En la declaración, Mas ha avisado que el destino de un pueblo está marcado por las veces que es capaz de levantarse. "...Lo que nunca nos han podido apagar es la llama que sigue calentando nuestra catalanidad y voluntad de ser un pueblo libre y una nación plena". El candidato ha acabado de leer el texto y, por primera vez en esta campaña, no ha aceptado preguntas de los periodistas para no restarle solemnidad. Así, no ha contestado a José Luis Rodríguez Zapatero que ha afirmado que su propuesta de concierto económico es la peor de todas.

Durante la declaración, ha coincidido con un grupo de escolares del colegio Joan Bardina, de Sant Boi del Llobregat, con quienes ha conversado y ha vuelto a repetir su consigna para no cantar victoria antes de hora: "No diguis blat fins que estingui al sac i ben lligat" (No digas trigo hasta que esté en el saco y bie atado). Escaldado tras sus dos últimas derrotas, él añade: "Y sin agujeros". Un niño le ha contestado lo que significa el refrán y Mas le ha dicho que le ficharía para Convergència cuando fuera mayor. Y el pequeño, Gerard Rodríguez, le ha dicho: "Prefiero fichar por el Barça".