ELECCIONES CATALANAS

Zapatero garantiza que no permitirá que el Vaticano imponga las leyes españolas

El líder del PSOE culpa al "modelo del ladrillo" del PP de la actual crisis

Viladecans (Barcelona) - 14 nov 2010 - 13:26 UTC

José Luis Rodríguez Zapatero ha entrado hoy en la campaña catalana culpando al Partido Popular (PP) y a "su modelo del ladrillo" de la actual crisis económica y asegurando que mantendrá sus políticas sociales aunque generen encontronazos con la jerarquía católica.

El presidente del Gobierno ha participado en un mitin de los socialistas catalanes junto al candidato del PSC, José Montilla, y ante 2000 personas en Viladecans (Barcelona) ha defendido leyes de su Gobierno como la que permite las bodas entre personas del mismo sexo. "¿Qué leyes tengo que hacer, las que quiere el Papa o las que quiere la gente?" se ha preguntado antes de decir que "ya está bien" de aceptar las normas y códigos de conducta que la Iglesia ha impuesto "tantas y tantas décadas".

Zapatero ha respondido así a las críticas que el Partido Popular y Convergència i Unió (CiU) le vertieron la semana pasada por no asistir a la misa que ofició Benedicto XVI en Barcelona. "La mayoría de ciudadanos quieren ser libres, que nadie les imponga una moral", ha dicho.

Remontar el ánimo

Zapatero ha irrumpido así en la campaña para las elecciones catalanas del 28 de noviembre, para las que todos los sondeos apuntan a una holgada victoria de Convergència i Unió. El objetivo de los socialistas hoy era remontar el ánimo de los socialistas del Baix Llobregat, una zona especialmente afectada por la crisis industrial y habitualmente el principal granero de votos del PSC. Así, junto a José Montilla y a la sindicalista de UGT Eva Granados, Zapatero ha asegurado que España no está sola en su situación de crisis y ha afirmado que ésta no habría sido tan grave de no haber caído España en "el modelo del ladrillo", que ha descrito como "el modelo del PP". Para Zapatero el crecimiento futuro se basará en la innovación y el desarrollo y áreas de máxima especialización, en las que ha asegurado que "Cataluña tiene gran experiencia".

Zapatero ha alabado especialmente la labor del PSC para "combatir la xenofobia" y, sin citar directamente al Partido Popular y sus campañas críticas con la inmigración, ha asegurado que los socialistas deben velar para la convivencia en los barrios de Cataluña más afectados por la crisis.

Ante los sondeos poco favorables para el PSC, Zapatero ha asegurado que lo que se tiene que hacer ahora es "trabajar" y ha asegurado que "el 28 de noviembre podemos dar la sorpresa". "Cada vez te veo mejor física y políticamente, cada día más presidente" le ha dicho a Montilla.

"Lo que nos queda, a ti y a mi"

El líder de los socialistas catalanes también le ha piropeado y le ha asegurado que tienen mucha andadura por delante: "Y lo que nos queda, a ti y a mi", ha dicho después de una de las cargas contra la derecha, tanto al Partido Popular como a Convergència i Unió.

Montilla no ha querido perder la oportunidad de advertir a Zapatero de los peligros de pactar con Convergència i Unió. "Son lobos con piel de cordero", ha asegurado. Y le ha recordado, que su contrincante y líder de CiU, Artur Mas, "ya no disimula que prefiere a Rajoy de presidente".

El presidente de la Generalitat ha tirado del hilo que ayer hilvanó el portavoz del Gobierno, Alfredo Pérez Rubalcaba, sobre el anticatalanismo de los populares y ha alertado a Zapatero: "Entre Rajoy y tu, CiU prefiere al líder de la catalanofobia, Mas está dispuesto a pactar con el PP para llegar a presidente".

En el discurso de Montilla no han faltado los elementos que están marcando la campaña de los socialistas catalanes: un repaso a la obra de gobierno del tripartito, una fuerte defensa a las reformas emprendidas para afrontar la crisis argumentando que se han hecho para preservar el Estado del Bienestar, la promesa de que bajo ningún concepto pactará con el PP ni tolerará un referendo independentista y la promesa de que defenderá el Estatuto.

El presidente del Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero, a la izquierda, y José Montilla al término del mitin que el PSC ha ofrecido hoy en Viladecans (Barcelona).
El presidente del Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero, a la izquierda, y José Montilla al término del mitin que el PSC ha ofrecido hoy en Viladecans (Barcelona).EFE

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50