_
_
_
_
SI YO TE CONTARA... HISTORIAS DE LOS LECTORES
Cartas al director
Opinión de un lector sobre una información publicada por el diario o un hecho noticioso. Dirigidas al director del diario y seleccionadas y editadas por el equipo de opinión

Como en España no se vive en ningún lado...

... sobre todo siendo académico en Ciencias Humanas y Sociales. Los méritos pueden servir de algo, pero si no tienes enchufe, no encontrarás trabajo en la universidad española

Tengo 32 años y estoy embarazada de cinco meses. Vine a Londres hace seis años a hacer un master en antropología del Islam, y todavía no he tenido la oportunidad de volver. Después hice el doctorado, y ahora estoy haciendo un postdoc en Cambridge. He dado clases en la universidad, presento mi trabajo en conferencias internacionales con asiduidad y he publicado mis investigaciones en journals reconocidos. Desde que me fui, cada año, he buscado trabajo en mi sector, en la investigación y docencia universitarias en España pero es imposible. Simplemente, he querido dedicarme a la antropología, y he hecho todo lo posible por poderle dar una continuidad a mi carrera. Ello parece ser incompatible con el hecho de vivir en España.

Mientras en la mayoría de universidades europeas las plazas de investigación y docencia son abiertas, se publican en las páginas webs de las universidades, las ofertas detallan las condiciones laborales, incluyendo condiciones del empleo y salario, y a ellas se puede presentar cualquiera, en España se mantiene un secretismo que hace muy difícil la incorporación de nuevos profesionales al mundo académico. Al hablar con jóvenes académicos españoles, todo el mundo parece coincidir, los méritos pueden servir de algo, pero si no tienes enchufe no encontrarás trabajo en la universidad española.

La verdad es que tengo más oportunidades de trabajar en cualquier otro país de Europa que en España. Estoy apuntada a boletines en los que se publican ofertas laborales para investigadores y personal docente en universidades en todo el mundo y en 6 años he visto ofertas en países de los 5 continentes, incluyendo India, Israel, México, Rusia, Egipto, Hungría, y por supuesto las más esperadas, Australia, Nueva Zelanda, Estados Unidos, Canadá y países de Europa Occidental, pero sin embargo nunca he visto una oferta laboral en España.

Por lo menos en lo que concierne a las Humanidades y Ciencias Sociales, la crisis en la universidad española no es reciente. Cuando la gente me pregunta si me gustaría regresar, no sé que responder. Me gustaría vivir de nuevo en España, pero no quiero volver a ser camarera; ya lo fui durante siete años para costearme la carrera y creo que estoy suficientemente preparada como para aspirar a trabajar en algo relacionado con mis estudios. Dado el excepcional caso de que encontrara un trabajo de investigadora o docente, otro de los grandes problemas es la calidad del empleo, la falta de continuidad y los salarios; he conocido a gente dando clases en la universidad y ganando menos de mil euros al mes, con contratos temporales de por vida.

Creo que uno de los problemas es que en España no se estila el concepto de vocación y la idea de ciertas carreras "no sirven para nada" está demasiado instalada ; luego vienen los problemas cuando los miles de licenciados en "cosas útiles" inflan las mismas filas del paro que los historiadores, geógrafos y filósofos.

La única diferencia seria que cuando el académico cualificado en algo que la sociedad española considera de poca utilidad no encuentra trabajo, se considera que en parte, es culpa suya, por no haber estudiado algo "con más salida". La concepción de que una persona hará el mejor servicio a la sociedad si disfruta de su trabajo no tiene demasiado eco y mientras eso siga siendo así el capital humano y la excelencia académica de los jóvenes españoles seguirán beneficiando los sistemas académicos de otros países y no del nuestro. No se trata solo de no volver a España por una cuestión de salarios y calidad del empleo, también se trata de obtener cierto reconocimiento profesional.

Es más, será muy difícil poder desarrollar un tercer sector económico consolidado si no contamos con el apoyo de profesionales en todos los sectores laborales, los think tanks, por poner solo un ejemplo, no se nutren de personal en los sectores de la construcción y la hosteleria.

Mientras tanto, pasaremos mucho días entre el Easyjet y el Ryanair, y oyendo cada vez que vengo de vacaciones, que Inglaterra debe de ser muy deprimente, y que como en España no se vive en ningún lado.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_