India busca a la mallorquina desaparecida

Exteriores confía hallar vivos a los dos españoles en paradero desconocido

El paradero de la mallorquina Maria Lourdes Morro, desaparecida el viernes en la región montañosa de Ladakh, en el norte de India, continúa en el aire. Las autoridades del país han comunicado este miércoles que el cadáver que atribuyeron inicialmente a la joven corresponde a otra turista. La noticia hizo que el padre de Morro, alojado en la localidad cachemir de Leh, cancelara su viaje a la vecina Skyu, para identificar el cuerpo.

El embajador en India, Ion de la Riva, se mostraba "optimista" sobre el paradero de los otros dos españoles desaparecidos: Rodrigo del Cid, de 33 años, y el fotógrafo Fernando Ezquerro, de 50. Uno de ellos contactó con su novia para transmitir que se encontraban fuera de peligro, informa Ana Gabriela Rojas. Ezquerro y Del Cid fueron sorprendidos por la riada cuando circulaban en bicicleta en un punto de Leh próximo a la cordillera del Himalaya.

Más información
Hallado el español dado por desaparecido por las inundaciones en India
Los montañeros atrapados en India comienzan su regreso a Euskadi
Se reducen a siete los españoles no localizados en la India
"Nos dimos cuenta de lo ocurrido cuando vimos enterrar a los muertos"
Nuevos turistas españoles llegan a Leh a pesar del peligro
El embajador en India pide esperar a que los análisis confirmen que el cadáver hallado es el de Morro
Exteriores confirma que el cadáver hallado en Leh es el de Lourdes Morro
"Cariño, no llores más"

Respecto al resto de españoles, Exteriores confía en localizar a siete turistas que estarían sanos y con comida en alguno de los valles de Ladakh. Se cree que el grupo no ha contactado con la Embajada por la caída de las comunicaciones o, incluso, porque puedan haber abandonado la zona por sus propios medios, como habría hecho otro de los españoles no localizados, el "experto senderista" Xavier Culell.

Asimismo, los 30 montañeros que quedaban en el valle de Lamayuru emprendieron el viaje por tierra a Leh, donde se reunirán con otros compatriotas que aguardan para ser evacuados a Nueva Delhi.

El novio de Morro, Rafael Roca, se recuperaba en un hospital de Nueva Delhi de las heridas en una de sus piernas y del impacto emocional. Roca, que presenció cómo la avalancha se llevaba a su compañera, no albergaba esperanzas. La pareja acampaba en el valle de Hinju, a 60 kilómetros de Leh, cuando sucedió la tragedia. Antes de su partida, barajaron a participar en la expedición organizada por el club vizcaíno Gangueen Mendi Taldea.

"La montaña nos salvó la vida", exclamaron los malagueños Juan Marmolejo y Encarnación Ruiz, de 34 y 36 años, respectivamente, según relató ayer a este periódico el hermano de esta última, Emilio Ruiz. La pareja, que aguarda en Leh su evacuación a la capital, se libró de una muerte segura al ascender una montaña la víspera de las inundaciones. "Han vivido un infierno, pero se encuentran bien, incluso colaboran en las tareas de desescombro", precisó el familiar. De "caótica y horrible" calificaban la situación desde la agencia de montañismo Naturtreck, que espera que sus tres clientes navarros alojados en Nueva Delhi regresasen a España.

El Ministerio de Exteriores mantiene la recomendación "encarecida" de no viajar a Leh y a sus alrededores por el riesgo de las inundaciones que han causado ya la muerte de más de 170 personas.

Pedro Aizarna, uno de los 46 montañeros que se salvó.
Pedro Aizarna, uno de los 46 montañeros que se salvó.L. ALBERTO GARCÍA

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS