Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Pedreira reitera al PP su inhibición del 'caso Gürtel' a favor de Valencia

El juez recuerda a los populares que no son defensa sino "acusación particular"

El juez instructor del caso Gürtel, Antonio Pedreira, ha emitido un auto en el que reitera su decisión de inhibirse de parte de la causa a favor del Tribunal Superior de Justicia de Valencia. Este nuevo auto de Pedreira es en respuesta a un recurso del PP (que, en teoría, interviene en las diligencias como acusación particular), en el que pedía al juez que aclarase qué quería decir cuando en el auto en el que se inhibía a favor de Valencia, fechado el pasado 25 de mayo, señaló: "El magistrado instructor hace suya la argumentación jurídica del Ministerio Fiscal". A lo largo de 18 folios, la Fiscalía Anticorrupción instaba al juez a inhibirse de parte de la causa Gürtel a favor del Tribunal Superior de Valencia al entender que había indicios de varios delitos (financiación ilegal, cohecho, contra la Hacienda Pública y prevaricación, entre otros) contra aforados de esa comunidad. Entre ellos, el presidente Francisco Camps.

El PP consideró "oscura" esa frase y pidió al juez que la aclarase. Y el magistrado lo ha hecho hoy. "El magistrado instructor no considera oscura la expresión (...), como sostiene la parte solicitante, por cuanto implica una remisión a los fundamentos de derecho que invoca el Ministerio Fiscal y que hacen referencia (...) a la cuestión esencial debatida y que conduce a la adopción del acuerdo de inhibición parcial", señala Pedreira.

El juez destaca que en el auto aclaratorio que el PP que "no es representante de personas individuales imputadas o no imputadas en la presente causa, sino del Partido Popular, en calidad de acusación popular, contra el que, institucionalmente, no se ha acreditado hasta el momento ningún reproche punitivo". La intervención del PP como acusación en el caso Gürtel ha sido muy polémica. Inicialmente, el juez Garzón, primer instructor del caso, impidió al PP personarse como parte en el proceso.

Cuando la causa fue remitida al Tribunal Superior de Madrid y cayó en manos de Pedreira, el PP volvió a insistir en que quería ser parte en las diligencias como acusación particular, teóricamente porque se sentía víctima de la trama que dirigía Francisco Correa. La fiscalía se opuso a que el PP fuese parte habida cuenta de que no estaba clara su intervención en el proceso y ante el resquemor de que quisiera estar en él, más que para acusar a los cargos del partido implicados, para defenderlos utilizando torticeramente una figura jurídica cuya finalidad es distinta. Finalmente, el juez Pedreira hace una interpretación extensiva de la norma y accedió a que tanto el PP como el PSOE interviniesen como acusación en las diligencias.