Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Almunia carga contra el PP por rechazar las reformas de Zapatero

El comisario critica a "quienes defendieron durante tiempo la necesidad de acometer reformas y luego se bajaron del autobús"

El comisario europeo de la Competencia, el español Joaquín Almunia, ha lanzado hoy duras críticas contra el Partido Popular por haber rechazado el plan antidéficit votado en el Congreso de los Diputados el pasado jueves, y ha reclamado "debatir más que descalificar, porque en España se descalifica más que la media". En contraposición a lo que dijo ayer el presidente del PP, Mariano Rajoy, en el sentido de que España no hubiera tenido que ser intervenida como Grecia sin la luz verde a los recortes, Almunia dijo: "Sin ese plan, hoy no podríamos haber celebrado esta reunión". Se refería a la jornada anual del Círculo de Economía, que hoy se clausura en Sitges después de tres días de debates sobre las reformas para salir de la crisis.

El comisario ha confesado que no se sintió "muy contento con la actitud de quienes defendieron durante tiempo la necesidad de acometer reformas y luego se bajaron del autobús", una crítica al PP y a su voto contrario al plan. También los empresarios catalanes reunidos en ese foro se han mostrado disgustados con la actitud del partido de Rajoy.

Pero Almunia también ha lanzado un mensaje para el Gobierno y le ha pedido que aplique lo que anuncia, poniendo como ejemplo los cambios en el sistema de pensiones. "La credibilidad consiste en que, si se ha anunciado que se toma una medida, se tome esa medida". El comisario ha recomendado a España que, una vez aprobado un plan antidéficit, busque motores de crecimiento y cree las condiciones para que éste se produzca. "El crecimiento no va a caer del cielo", ha señalado.

Almunia ha reclamado reformas, entre ellas la del mercado de trabajo o menores trabas para las empresas, después de repasar las consecuencias del terremoto griego, que ha acabado impactando en otras economías como la española. Y también ha subrayado la paradoja de que los mercados pueden considerar insuficiente o poco ambicioso un paquete de reformas y que, cuando se da el paso, los mismos mercados crean que es tan ambicioso que no se va a poder aplicar y también castiguen a esa economía.

Sobre la necesidad de reformas se ha pronunciado también el propio Círculo de Economía. Este influyente foro de debate, que reúne a los más destacados empresarios y académicos, ha expresado hoy su apoyo al paquete de medidas "justificadas" contra el déficit aprobado por la mínima el pasado jueves en España con el rechazo del primer partido de la oposición, pero pide al Gobierno que vaya más allá. "Ahora debe iniciarse un proceso, largo tiempo pendiente, de revisión de todos los programas de gasto en organismos y entes públicos", ha dicho el presidente de la institución, Salvador Alemany, para quien también resulta imprescindible una mejor coordinación entre los distintos niveles de la administración. "Esta crisis exige algo más que medidas de carácter transitorio o de pequeños ajustes", ha afirmado en su discurso de clausura de la jornada anual de Sitges.

Durante los debates, la entidad no ha ahorrado críticas al Gobierno por la gestión realizada de la crisis, por sus "diagnósticos tardíos o erróneos, acción o falta de acción y, en ocasiones, las dudas, en un marco de ausencia reiterada de los consensos básicos que exigía la responsabilidad", en palabras de su manifiesto final.

Los empresarios catalanes reclaman un ajuste "indispensable" del gasto público y unas cuentas saneadas. Pero también un paquete de reformas del sistema financiero, mercado laboral, sistema educativo, reformas del sistema de pensiones, y modelo fiscal.