Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El diamante supuestamente sangriento de Naomi Campbell

El Tribunal para los crímenes de Sierra Leona solicita interrogar a la modelo sobre una joya 'sangrienta' regalada por el ex presidente de Liberia

Ni sus arrebatos de malhumor le han complicado tanto la vida. Según la fiscalía del Tribunal Especial para Sierra Leona, que opera en La Haya, la supermodelo británica Naomi Campbell habría aceptado en 1997 un "diamante sangriento". Son las piedras preciosas vendidas a cambio de armas en África, y a ella, se la regaló Charles Taylor. El ex presidente de Liberia está siendo juzgado por haber financiado así a los insurgentes sierraleoneses, sus vecinos, causando miles de muertes. Él niega los hechos.

Los fiscales, sin embargo, aseguran tener pruebas de que la modelo recibió la gema en una cena organizada por Nelson Mandela, antiguo presidente sudafricano. "Ese diamante formaba parte de los que Taylor llevó a Sudáfrica para vender, o bien cambiar por armas", ha dicho la fiscal, Brenda Hollis. Por eso consideran "necesario y central el testimonio de la modelo". Campbell ya ha declinado en otra ocasión comparecer ante los fiscales, pero ahora la postura parece firme. "Hay que citarla para que declare", han dicho. La decisión depende de los jueces.

Taylor está acusado de armar a los rebeldes del Frente Revolucionario Unido de Sierra Leona, que amputaron de manera brutal manos y pies de civiles durante la guerra interna que sacudió el país entre el 1991 y el 2001, y dirigirlos para conseguir el control de las minas de diamantes de Sierra Leona. Taylor se ha declarado inocente de los 11 cargos que el Tribunal le imputa.