Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Francia y España perseguirán a los terroristas "hasta acabar con la existencia de ETA"

Sarkozy afirma, durante el funeral de Estado por el policía asesinado, que erradicará "una por una" las bases de la organización

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha asistido hoy en París junto al presidente de Francia, Nicolas Sarkozy, al funeral por Jean-Serge Nérin, el policía asesinado por ETA el 16 de marzo en la localidad de Dammery-les-Lys cuando procedía a la detención de un comando de terroristas que robaban coches para la organización. Tras el acto, ambos líderes se ha reunido para tratar, entre otros temas, la cooperación en la lucha antiterrorista.

"Los terroristas deben tener una grave inquietud", ha dicho Zapatero tras el almuerzo en el Elíseo, "porque van a ser perseguidos sin descanso hasta acabar con ETA". El presidente español ha respondido así a la contundencia que ha mostrado Sarkozy en su intervención en el funeral de Nérin. "No quedarán impunes", insistió el presidente francés, "serán encontrados y serán castigados con la mayor severidad".

Caballero de la Legión de Honor

El acto de Estado, al que han asistido también el ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, el consejero de Interior del Gobierno vasco, Rodolfo Ares, y la presidenta del Parlamento vasco, Arantza Quiroga, se ha celebrado a mediodía en la ciudad de Melun, capital del departamento en el que se produjo el tiroteo que acabó con la vida del policía, de 52 años y padre de cuatro hijos. Jean-Serge Nérin será enterrado el próximo sábado en Guyana, donde nació.

"Francia nunca se dejará intimidar por los terroristas", ha recordado Sarkozy. Durante su intervención en el acto de Estado, el presidente francés ha insistido con dureza en que los responsables "serán encontrados y serán castigados con la mayor severidad". "Erradicaremos, una por una, todas las bases de ETA en Francia", ha insistido.

Durante el funeral, Jean-Serge Nérin ha sido nombrado, a título póstumo, caballero de la Legión de Honor. El policía jefe tenía a sus espaldas "20 años de servicios civiles" y murió "en el ejercicio de sus funciones", reza el decreto oficial. El Gobierno español, por su parte, le ha otorgado la Medalla de Oro de la Policía, a petición del Cuerpo Nacional de Policía.