Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Güemes deja la primera línea de la política por motivos profesionales

El consejero de Sanidad sale del Ejecutivo de Aguirre.- Le sustituye Fernández-Lasquetty, hasta ahora consejero de Inmigración, cartera que se suma a Empleo y Mujer

El consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Juan José Güemes, deja la primera línea de la política por motivos profesionales. "Es una decisión absolutamente irrevocable", ha dicho Esperanza Aguirre, presidenta de la Comunidad, tras dar la noticia de la renuncia del consejero a su cargo y también a su escaño. "En esta legislatura ha sido un extraordinario consejero de Sanidad, que como saben ustedes es la consejería que gestiona el presupuesto más alto de la Comunidad". Güemes, que en la anterior legislatura desempeñó el cargo de consejero de Empleo y Mujer, era además secretario de Comunicación y portavoz del PP regional. Ahora pasará a trabajar en el IE Business School , como presidente del Centro Internacional de Gestión Emprendedora, un cargo de nueva creación, ya que este centro ya cuenta con un director general que va a seguir en su puesto, informa Elena Sevillano. Aunque no ha sido nunca alumno del IE Business School, Güemes tiene una relación estrecha con el Instituto desde hace años, cuando ocupaba la consejería de Empleo y Mujer. Desde entonces mantiene relación con el Programa Lidera, que promociona a las mujeres empresarias. De hecho, él ha sido mentor de varias directivas. No ha trascendido cuál será su nuevo salario.

A pesar de abandonar la portavocía y la consejería, Güemes seguirá en el Comité Ejecutivo Nacional del PP, además del Comité de Dirección, el Ejecutivo y la Junta Directiva del PP de Madrid, y seguirá asistiendo a las reuniones del partido que preside Esperanza Aguirre en Madrid.

En rueda de prensa, el ya ex consejero de Sanidad ha agradecido la "generosidad de la presidenta" por haberle permitido trabajar en el "mejor Gobierno que hay ahora mismo en España", ha tenido palabras de alabanza, tanto para el Ejecutivo de Aguirre como para sus compañeros. Güemes ha destacado su "profunda vocación de servicio público", que pretende mantener desde donde esté, ya que seguirá en el PP y continuará acudiendo a las reuniones de la dirección regional del partido. También mantiene de momento su cargo en la ejecutiva nacional. A pesar de esto, ha sentenciado: "La política no es una profesión para toda la vida. Llevo 17 años y nunca pensé que pudiera durar tanto, cumplo 41 el 30 de junio, es casi toda mi vida profesional".

Le sustituye al frente de Sanidad desde el próximo lunes Javier Fernández-Lasquetty, que hasta ahora era el consejero de Inmigración, cartera que se une a Empleo y Mujer y que queda al cargo de Paloma Adrados. Los cargos de Güemes en el PP regional los ocupará ahora Lucía Figar, que es además consejera de Educación. En su escaño de la Asamblea de Madrid será sustituido por el siguiente en la lista electoral, el viceconsejero de Deportes, Javier Hernández. Con esta nueva crisis de Gobierno, Aguirre ha explicado que aprovechará para reducir gastos y lograr una mayor austeridad en su Gobierno. Suprime, con ésta, seis consejerías en los últimos tres años.

E último acto de Güemes como consejero tendrá lugar hoy. Esta tarde asistirá al Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud (CISNS), un pleno extraordinario con el resto de consejeros autonómicos y la ministra de Sanidad y Política Social, Trinidad Jiménez, para hablar de financiación. En el Consejo, Jiménez tiene previsto exponer las medidas de la estrategia en la que trabaja Sanidad para garantizar "la sostenibilidad, la calidad y la cohesión del sistema" y que busca "aliviar la presión presupuestaria de las comunidades autónomas".

Güemes, que mantiene una presencia activa en las redes sociales e Internet, con un blog, un perfil en Twitter y otro en Facebook, se ha despedido de sus seguidores en esta última plataforma con la siguiente declaración: "Sí, queridos amigos, comienzo una nueva andadura profesional. Lo mejor de la política ¡¡¡VOSOTROS!¡¡¡"

"Este nuevo proyecto me permitirá trabajar sobre el terreno en la creación de nuevas empresas, algo básico para la recuperación económica". Son palabras del propio Güemes recogidas en una nota de prensa del Instituto. "Nuestro reto ahora es reforzar la relación con instituciones financieras e inversores de todo el mundo. Trabajaremos para estrechar la relación con las grandes compañías y potenciaremos el papel de la mujer en el entorno empresarial".

Juan José Güemes Barrios (Madrid, 1969), alumno de colegio del Opus, padre de tres hijas, deportista obsesivo y casado con Andrea Fabra, hija del polémico presidente de la diputación de Castellón, es especialista en meterse al personal en el bolsillo. "Soy un seductor. Tengo un don natural para agradar a la gente", admite. Lo hizo desde joven, cuando logró la protección de Rodrigo Rato. "Ese clan es muy cerrado. Si el patriarca [Rato] toca la corneta, todavía se ponen todos firmes", dice un miembro de la dirección madrileña.

Cuando terminó la carrera de Económicas fue becario del Banco Central Hispano en el área de mercado de capitales. Pero eso no satisfacía al joven y ambicioso Güemes. En 1993 recibió la llamada de la gaviota. Aburrido de comprar y vender derivados y futuros, aceptó sin dudarlo. "Pensé que era temporal, pero fíjate. Aunque no estaba afiliado, me sentí ideológicamente próximo al PP". Fue un ascenso meteórico. Felipe González se tambaleaba y el PP rozaba el poder. Estalló la crisis de Banesto. Mario Conde, referencia para jóvenes de su generación, acabó entre rejas. La gomina pasó de moda y la melena ondulada de Güemes estuvo en la comisión que el PP constituyó para el caso.

Y luego le descubrió Aguirre. "Llegó tiesa a la campaña de 2003. No tenía equipo. Su gente, Lasquetty e Ignacio González, estaban en Moncloa. Desde Génova le montaron uno y llegó Güemes", explica un compañero de la época. Y llegó también el Tamayazo. "Me sorprendió el ruido de la Asamblea, el tono agresivo. Nunca había vivido cosas como las de esos días. Merece olvidarlo. Fue muy duro", recuerda quien ahora se encuentra envuelto entre los gritos de los sindicatos.

Fernández-Lasquetty asume su nuevo cargo "con cierto vértigo"

El nuevo consejero de Sanidad, Javier Fernández-Lasquetty, asume su nuevo cargo "con cierto vértigo, sentido de la responsabilidad y muchas ganas de hacer bien" su trabajo, lo mismo que la nueva responsable de Inmigración, Paloma Adrados, que se propone estar "a la altura" de su antecesor. Ambos consejeros han hecho estas declaraciones minutos después del anuncio de la renuncia de Güemes por parte de Esperanza Aguirre.

Fernández-Lasquetty ha agradecido la confianza de la presidenta en él para un cargo "tan grande e importante" como éste que, según ha dicho, asume "con la mayor ilusión" y en el que tratará de desempeñar, "con eficacia", los objetivos de lograr una Sanidad "de calidad, vanguardia y cercana a los ciudadanos". Además, ha elogiado los tres años de gestión "brillante, en medio de circunstancias muy difíciles de todo orden", de Güemes. Asimismo, le ha felicitado por los "principales y resultados claros" que ha alcanzado en la Sanidad madrileña y en especial por los ocho nuevos hospitales que ya están "funcionando a pleno ritmo".

Adrados también ha tenido palabras halagadoras para su predecesor. Ha calificado de "magnífica" la labor de Fernández-Lasquetty al frente de Inmigración.

Más información