Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Zapatero: "No explotes al jornalero, su vida depende de su jornal"

El presidente asegura que la tarea más acuciante de su Gobierno es el empleo y cita el Deuteronomio en el Desayuno Nacional de Oración junto a Obama

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha afirmado durante su plegaria en el Desayuno Nacional de la Oración que la tarea de la que se siente más responsable y que más le apremia es el compromiso de ayudar a tantos hombres y mujeres que padecen la falta de trabajo. En su intervención de 15 minutos [Discurso íntegro], el jefe del Ejecutivo español ha repasado su apuesta por la Alianza de las Civilizaciones, ha hecho un llamamiento a la solidaridad con las víctimas del terremoto de Haití y ha glosado a la libertad y la tolerancia.

En contra de lo previsto, Zapatero no pudo charlar con Obama antes del acto. El presidente de EE UU llegó con una hora de retraso y, tras saludar efusivamente a Zapatero, se sentó en la tribuna, a dos sillas de su invitado, con su esposa Michelle entre ambos. En su discurso, aludió a su "muy querido amigo, el primer ministro Zapatero" y envió un saludo para el pueblo español, además de citar a España entre los países que acompañan con tropas a EE UU en sus esfuerzos por llevar estabilidad a distintos países. Al terminar el acto, mientras se despedía, Obama cruzó unos palabras con Zapatero, al que expresó su deseo de "seguir desarrollando las buenas relaciones" entre los dos países, según un portavoz de La Casa Blanca.

Zapatero ha abierto su discurso, ante un auditorio de 3.500 personas, agradeciendo a los presentes en el acto que le hayan permitido utilizar el español, "la lengua con la que por primera vez se rezó al dios de la esperanza en esta ciudad", para, a continuación, destacar las "conquistas admirables" en materia de libertad y pluralidad alcanzadas en Estados Unidos. "Nuestros dos países deben mucho a quienes vienen de fuera, sin ellos no seríamos lo mismo", ha recordado antes de reclamar solidaridad para ellos y "para quienes no pueden venir". Solidaridad que ha pedido también para los afectados por el terremoto de Haití. "La Solidaridad nos reconcilia con nuestra condición de seres humanos", ha reiterado.

El presidente español ha insistido en que la "tarea más apremiante de los gobiernos" es crear empleo. Pero un empleo que garantice siempre los derechos de los trabajadores. Y para ilustrarlo ha leído un pasaje de la Biblia, del capítulo 24 del Deuteronomio: "No explotarás al jornalero pobre necesitado, ya sea uno de tus compatriotas, o un extranjero que vive en alguna de las ciudades de tu país. Págale su jornal ese mismo día, antes que se ponga el sol, porque está necesitado y su vida depende de su jornal.

El presidente español también ha reivindicado el "derecho de cada uno a su autonomía moral y a vivir con la persona amada", aspecto que ha ligado a la tolerancia y a la libertad. "Es la libertad la que nos hace personas y ciudadanos, y la que nos permite mirar al futuro y conocer la verdad", ha enfatizado Zapatero en oposición al odio, "que nace de la ignorancia".