Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
La financiación irregular del PP valenciano

El PP exige a Camps una "actuación contundente"

Rajoy pide al presidente de Valencia un "esfuerzo para explicar las cosas mejor"

La dirección nacional del Partido Popular no investigará de manera interna el informe policial que desvela una trama de financiación irregular del partido en Valencia pero sí espera que su líder, Francisco Camps, actúe de manera "libre y contundente" para aclarar las informaciones aparecidas en los últimos días y "explicar mejor las cosas".

Tras la reunión del comité de dirección, los periodistas han dirigido cerca de una decena de preguntas a la secretaria general, María Dolores de Cospedal, acerca de las repercusiones que tendrá para el PP la publicación de dicho informe. Cospedal ha negado que se vaya a abrir una una comisión interna de investigación para analizarlo, tal y como sucedió en el caso Naseiro o cuando se descubrió la trama de espionaje político en la Comunidad de Madrid.

Cospedal tampoco ha dejado claro qué entiende el PP por "actuación contundente" pero, presionada por las preguntas de los periodistas, si ha lanzado expresiones que se podrían interpretar como una petición indirecta de dimisiones en el seno del partido en Valencia. "Lo que queremos es que se sientan apoyados para que puedan hacer lo que tienen que hacer", ha asegurado.

La número dos del PP ha anunciado además que está prevista una reunión de la dirección del grupo del partido en Valencia donde, según ha dado a entender, se tomarán las decisiones oportunas. Fuentes del PP explicaron más tarde que se trataba de un error, puesto que Cospedal se refería a la reunión de la dirección del grupo parlamentario del PP valenciano que se produjo por la mañana y que simplemente decidió proponer una comisión de investigación que estudie las cuentas del PP del PSOE y la actuación de la policía.

Un informe "interpretable"

Por otro lado, el presidente del PP, Mariano Rajoy, ha asegurado este lunes que los informes policiales son "interpretables" y ha pedido a su presidente y al partido en la región, Francisco Camps, que hagan un "un esfuerzo para explicar las cosas mejor" a la opinión pública.

En una entrevista en Punto Radio, Rajoy, que en ningún momento ha entrado a analizar el fondo del contenido de los informes, ha asegurado que el tiene que confiar en su partido y en lo que le dice y que "la situación en la que se encuentra el PP en la Comunidad Valenciana es diabólica (...) Lo que sabemos es que hay un informe que no sabemos quién lo ha pedido y que el tribunal no atiende a ese informe". Para el líder popular, lo que se concluye en el documento es que algunos actos del PP los ha podido financiar alguien ajeno al partido, pero el partido en Valencia, ha subrayado, dice que no y recuerda que han presentado sus cuentas. "Aquí nadie ha demostrado que esto sea así. Tengo que creer en mi partido", ha remarcado.

El líder del PP asegura que habla "a menudo" con Camps, y cree que es injusto que sea el PP el que tenga que demostrar su inocencia. "Tego confianza en Camps, lo he apoyado, lo sigo apoyando", ha concluido.

Sobre la carta que Álvaro Pérez, El Bigotes, le envió en diciembre de 2003, dos meses después de que asumiese la secretaría general del partido, pidiéndole pagos en dinero b, Rajoy ha afirmado que no tiene "ni la más remota idea (...). Recibo al día no se cuántas mil cartas, muchas, no las leo, me las leen, conocí la existencia de esa carta ayer".

Rajoy, que ha subrayado en varias ocasiones en que el juez Juan Luis de la Rúa, presidente del Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana (TSJCV), considerado "más que un amigo" de Camps, ya desestimó los informes, ha insistido en la teoría de la conspiración que maneja su partido desde verano y ha asegurado, en consonancia con el argumentario repartido por su partido, que "en este país se han filtrado sumarios que han sido declarados secretos y son esas filtraciones las que generan juicios paralelos".

Preguntado por si se siente perseguido ha declarado: "Yo afirmo que el Fiscal General del Estado trata de forma diferente al PSOE que al PP, afirmo que en este país se han filtrado actuaciones sumariales declaradas secretas y ni el Fiscal ni la Policía han sido capaces de investigarlo (...) y afirmo que no se puede detener con esposas, con televisiones y delante de su familia a gente a la que luego los jueces ponen en libertad".