Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los socialistas plantearán mañana un juicio parlamentario a Camps

El PSPV pedirá la dimisión del presidente y la disolución de las Cortes

El grupo socialista en las Cortes Valencianas pedirá mañana, en el Debate sobre el Estado de la Comunitat, la disolución del Parlamento regional, la renuncia del presidente de la Generalitat a su cargo y la convocatoria inmediata de elecciones autonómicas, a la que además no podrían concurrir como candidatos los cargos públicos supuesamente relacionados con el caso Gürtel.

Así lo ha anunciado esta tarde el secretario general del PSPV-PSOE, Jorge Alarte, tras la reunión de la comisión ejecutiva del partido en una rueda de prensa donde ha asegurado que "no hay más salida democrática" que la dimisión de Francisco Camps, así como que sean los ciudadanos valencianos quienes resuelven en las urnas las consecuencias políticas de la supuesta implicación del PPCV y de varios altos cargos del Consell en la trama Gürtel.

El "segundo gran motivo" que ha llevado al PSPV a plantear estas medidas extremas pasa por la "parálisis absoluta" en que, a su juicio, se halla el Consell a raíz de la investigación judicial y policial de este supuesto caso de financiación irregular del PP y donde Camps es, para Alarte, "el principal responsable".

El debate se presenta así como un juicio parlamentario al Gobierno de Francisco Camps, acosado ahora por nuevos datos conocidos de un informe policial que detalla la supuesta financiación ilegal del PP en Valencia desde que gobierna Camps. El presidente ya se libró el pasado agosto de ser juzgado por cohecho, cuando el Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana, presidido por un magistrado ínitimo amigo suyo, constató que Camps recibió regalos de una trama empresarial corrupta pero no halló encaje en el Código Penal.

Hoy mismo, el portavoz del PSPV an las Cortes ha presentado ante el Tribunal Supremo un recurso contra el archivo de esta causa, en la que su partido se presentó como acusación popular.

Por parte del PP valenciano, su portavoz adjunto en las Cortes, Rafael Maluenda, ha respondido que la propuesta del PSPV-PSOE de convocar elecciones anticipadas es propia de "la enajenación política

permanente en la que se encuentra anclado el socialismo valenciano". Según ha dicho en un comunicado, la petición de elecciones es otra iniciativa "absurda", como "las que habitulmente se practican en el circo" de este partido.

Maluenda ha recomendado al PSPV que "se centre en el debate parlamentario aportando propuestas y uniéndose al grupo popular en lo que van a ser unos presupuestos destinados a ayudar a las familias valencianas a salir de la crisis".