Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una foto al estilo Kennedy

La Casa Blanca difunde una imagen de Obama y su hija Sasha que recuerda a la famosa estampa del presidente asesinado con su hijo John John

Los asesores de Barak Obama ya no saben qué hacer para emular al mítico John F. Kennedy. Ahora, han difundido una imagen del presidente demócrata que recuerda, y mucho, a una de las fotos más conocidas del asesinado mandatario estadounidense en su faceta más familiar.

Se trata de una instantánea tomada hace 45 años en el Despacho Oval y que ayudó a forjar la idea de joven líder que se ocupaba de los problemas del país mientras cuidaba de su familia. Aquélla era en blanco y negro y ésta en color, la primera estaba protagonizada por un niño y la segunda, por una niña, los dos escondidos y los dos, espiando a su padre.

El mismo escritorio

La foto original, a la que las malas lenguas dicen que copia Obama, es de octubre de 1963. La foto de Obama, distribuida por la oficina de prensa de la Casa Blanca y realizada por el fotógrafo oficial, Peter Souza, fue tomada del pasado 5 de agosto "al final de una jornada de trabajo", según fuentes oficiales.

El niño que aparece de frente en la antigua es el malogrado John John Kennedy, cuando tenía dos años. Está jugando bajo el escritorio del Despacho Oval mientras su padre lee unos informes. En la de ahora, es la hija pequeña del actual presidente, Sasha, de 8 años, la que se esconde tirada en el suelo, detrás de un sillón en la mítica oficina mientras su padre trabaja. No se le ve la cara.

Sasha y su hermana Malia, de 11 años, son los niños más pequeños que viven en la residencia presidencial de Pennsylvania Avenue desde lAmy Carter, con nueve años, a finales de los setenta. Los habitantes más pequeños de la casa fueron, presisamente, Caroline y John Kennedy que llegaron con tres años y medio ella y un mes él. Chelsea Clinton llegó con 12 años.

La actitud seria y concentrada de ambos dirigentes es muy similar -el gesto es idéntico, ambos sostienen un papel-, salvo por un detalle, quizá un signo de los tiempos: Obama no lleva chaqueta. Otro signo de los tiempos: para darla a conoce, se ha usado el sitio oficial que la Casa Blanca tiene en Flickr.

Cuidada al milímetro, hasta el barroco escritorio de madera que aparece en ambas fotos es el mismo, llamado Resolute, un regalo de la reina Victoria al presidente Rutherford Hayes en 1878, según detalla The Times. Los presidentes pueden decorar la sala a su gusto, salvo la chimenea, el sello presidencial del techo y las dos banderas tras la mesa. Lo dramático de la imagen de Kennedy es que hiela la sangre pensar que un mes después fue asesinado en Dallas. Su hijo murió en un accidente aéreo.