La DGT no contempla un incremento de los límites de velocidad

El subdirector de Gestión de Tráfico y Movilidad de la DGT, Federico Fernández, ha criticado a las ciudades que no descuentan puntos del carné en una charla con los lectores de ELPAÍS.com

"Desde la DGT no se contempla actualmente ninguna medida que suponga un incremento de los límites de velocidad". Así de rotundo ha sido este lunes Federico Fernández, subdirector de Gestión de Tráfico y Movilidad de la DGT, al ser preguntado por un lector de ELPAÍS.com. Fernández rechazaba así la idea, aparecida en algunos medios de comunicación, de que Fomento está pensando en aumentar la velocidad máxima permitida en las carreteras de peaje.

Más información

Para el subdirector de la Dirección General de Tráfico, los límites actuales se ajustan a la realidad en las grandes vías, pero quizá habría que estudiar reducirlos en otras vías. "En lo que hace referencia a las carreteras convencionales, mi opinión personal es que [los límites] deberían ajustarse mejor a las distintas tipologías existentes", señaló Fernández. "No es lo mismo una carretera convencional con carriles de 3,5 metros de ancho y arcén de 1 metro que otra con 6 m de ancho o incluso menos y sin arcén. Desde luego en estas últimas el límite de velocidad debería ser menor que el actual", dijo.

El subdirector de este organismo se refirió además a la noticia aparecida este lunes en EL PAÍS según la cual nueve capitales de provincia todavía no descuentan puntos del carné. "El permiso por puntos nunca se habría puesto en marcha si se hubiera esperado a que todos los Ayuntamientos aplicaran el sistema", criticó. En su opinión, "es responsabilidad de cada ayuntamiento el ponerlo en práctica", y "las autoridades municipales deberán rendir cuentas ante sus ciudadanos por no aprovechar estas medidas".

Respecto a los nuevos radares de velocidad por tramos, Fernández explicó que el primero de ellos "estará instalado el próximo otoño en el túnel de Guadarrama en la AP-6. Estos radares tienen su utilidad para unos tramos concretos, igual que los radares tradicionales la tienen en otros, y no van a ser sustituidos por los nuevos. Son complementarios entre sí", apuntó. En este sentido, añadió que "el nuevo modelo de radar está pensado para trabajar en tramos con unas características homogéneas en toda su longitud y con un riesgo superior al normal, como puede ser el caso de los túneles y será aplicable a todo tipo de vías, pudiendo discriminar entre los distintos tipos de vehículos".

Lo más visto en...

Top 50