_
_
_
_

13 años de prisión para un etarra por atentar con coches bomba en 2001

Ismael Berasategui pertenecía al 'Comando Behorburu', que no causó víctimas mortales

La sala segunda de la Audiencia Nacional ha condenado hoy al etarra Ismael Berasategui a 13 años de prisión por detonar varios coches-bomba en 2001 por toda España. El magistrado ha probado que Berasategui, detenido desde 2002 cuando fue apresado en Francia (en agosto de ese año se fugó de la cárcel de La Santé para volver a ser capturado en 2003, siempre en suelo francés), integró junto a otras dos personas el Comando Behorburu.

El fallo sostiene que Berasategui participó en los atentados sin víctimas del aeropuerto de Barajas (27 de agosto de 2001), Salou (18 de agosto) y Málaga (26 de julio, que no llegó a explotar). El resto del comando lo conformaban Ainhoa Barbarin y Xavier Zabalo, miembros de ETA también detenidos. Los dos prestaron declaración en el juicio a Berasategui hace casi dos semanas.

Más información
Un etarra inculpa a otro en la colocación de coches bomba

Berasategui ha sido condenado por tenencia de armas con fines terroristas; por cobijar un depósito de explosivos en Urretxu (Guipúzcoa), en un local perteneciente a una empresa fantasma llamada Zipistrin, constituida el 1 de enero de 2000 y que funcionaba de cara al exterior como un lavadero de coches; y también por poseer documentación falsa, así como placas de matrícula pertenecientes a coches robados por la banda terrorista.

Sorprendente inculpación

Sobre las armas incautadas por la policía, el juez opina que eran "materiales con importantes similitudes respecto a los utilizados" en los citados atentados.

Lo más extravagante es que uno de los elementos clave sobre los que se ha sustentado la condena fue la declaración de Xavier Zabalo, que inculpó a Berasategui durante la vista. No fue, eso sí, una imputación intencionada, ya que Zabalo aparentaba no hacer caso a las preguntas de la fiscal, contestando siempre de forma parca o con monosílabos: "sí", "no", "no sé"... Cuando la fiscal le preguntó si Berasategui y él integraban el Comando Behorburu, Zabalo se abstrajo y respondió: "Sí..."

Y la secretaria lo anotó.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_