Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno salva el techo de gasto entre reproches de la oposición

El PSOE consigue los votos de CC y UPN, mientras CiU, IU-ICV, BNG y Nafarroa Bai se abstienen y PP, PNV, ERC y UPyD se oponen.- Salgado asegura que la austeridad será "clave" para el Gobierno

El Gobierno ha superado hoy el primer trámite de los Presupuestos, la aprobación del techo de gasto para 2010, entre reproches de la casi totalidad de los grupos parlamentarios. En el debate solo comprometieron su voto favorable los dos diputados de Coalición Canaria y el de UPN.

En contra han votado PP y ERC y se han abstenido CiU, IU, ICV, BNG, PNV y Nafarroa Bai. Es decir, el PSOE ha llegado a la mayoría simple precisa, pero ha obtenido el apoyo de menos de la mitad de la Cámara.

CiU se abstiene para facilitar la aprobación, gracias a que el Gobierno rectificó su giro fiscal a la izquierda que suponía mayores impuestos para las rentas más altas, tras un pacto con ICV e IU que solo duró seis horas.

El representante de CiU, Josep Sánchez Llibre, ha hablado de posición "altamente crítica" y ha advertido que no aceptará subidas de impuestos; el del PNV, Pedro Aspiazu, ha solicitado que se replanteen las cifras; el de ERC, Joan Ridao, ha denunciado que el Ejecutivo "pone el intermitente a la izquierda y gira a la derecha" y Joan Herrera (ICV) ha lamentado la rectificación fiscal del PSOE.

Ana Oramas, portavoz de Coalición Canaria, ha comprometido su voto favorable porque el Gobierno aprobará el lunes en las islas, con presencia de José Luis Rodríguez Zapatero, un plan de reactivación de la economía del archipiélago.

Es probable que el Senado logre vetar el techo de gasto y será necesario que vuelva al Congreso para que, con mayoría simple, pueda ser levantado ese veto.

El Estado reduce su gasto un 4,6%

El Estado gastará en 2010 182.439 millones de euros, un 4,6% menos que los 192.220 millones previstos para este año, según ha asegurado hoy la vicepresidenta segunda del Gobierno, Elena Salgado, ante el pleno del Congreso, que debate el techo de gasto para el año que viene y los objetivos de estabilidad presupuestaria del trienio 2010-2012, paso previo a la tramitación de los Presupuestos Generales.

Salgado ha anunciado que la austeridad del gasto será un compromiso "clave" del Gobierno para el año que viene, y permitirá reconducir las cuentas públicas hacia el equilibrio y el "saneamiento estructural".

En su intervención, Salgado ha señalado que el elevado déficit que las cuentas públicas registran y registrarán se justifica en las políticas para afrontar la crisis y en las partidas para garantizar la protección social. Tras recordar que este deterioro presupuestario se produce "aquí y en todo el mundo desarrollado" y hasta 20 de los 27 países de la UE tendrán abierto un procedimiento por déficit excesivo, Salgado ha admitido que estos saldos negativos deben ser "excepcionales y temporales" y se han de corregir para cumplir con el Pacto Europeo de Estabilidad.

Por eso, y después del esfuerzo con medidas discrecionales para afrontar la coyuntura económica, el Gobierno será austero en el gasto en el próximo trienio y, de acuerdo con la Ley de Estabilidad Presupuestaria, presentará en otoño un plan económico financiero para buscar el reequilibrio del Estado que se remitirá a la Cámara Baja.

Elena Salgado ha admitido que el techo de gasto aprobado para el año que viene supone un aumento de más del 15% con respecto a lo presupuestado para este año, aunque debido a la crisis, recordó, el gasto de 2009 se ha disparado por encima de esa previsión por las medidas que se han tomado.

Así, ha explicado, el gasto del Estado de este año llegará a los 192.220 millones de euros y el año que viene se prevé que no supere los 182.439 millones, lo que supone un descenso del 4,6% y refleja el "importante esfuerzo de austeridad que se va a hacer".

En su intervención, Salgado ha insistido en que ya hay algunas señales positivas "que recogen todos los analistas" internacionales que muestran que la recesión económica mundial se está moderando y que parece, ha afirmado, que los esfuerzos de los gobiernos y los bancos centrales están teniendo efecto, y que la caída económica está "tocando fondo" y se irá "moderando gradualmente".

Por su parte, el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, apuntó ayer en el Congreso a la política fiscal como el principal instrumento para recuperar en 2012 el equilibrio presupuestario, es decir, menos del 3% de déficit público. "Lo que ha hecho el Gobierno en estos años es superávit y bajar impuestos. Ahora tenemos una situación nueva, que afrontaremos de aquí al año 2012 para lograr ese Pacto de Estabilidad en el que hemos estado, que defendemos y con el que tenemos un firme compromiso", aseguró.