Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PSOE considera que la sociedad les ha dado "un aviso" pero no les ha retirado el apoyo para siempre

La Ejecutiva apela a que no se ha producido trasvase de voto al PP. -Los socialistas estiman que la crisis económica ha sido la causa de la derrota y no otras

Es un aviso con tarjeta amarilla pero no ha sido la roja que hubiera dado muestra del desafecto irreversible. Esta es la conclusión a la que han llegado los miembros de la Ejecutiva Federal del PSOE en el análisis que han hecho el día después de las elecciones europeas. Y al frente de esta conclusión se ha situado, después de más de cuatro horas de debate, el secretario general, José Luis Rodríguez Zapatero. En esta ocasión lo que se ha dicho fuera coincide con el espíritu de lo tratado a puerta cerrada: "Si los ciudadanos hubieran querido iniciar un cambio político, la participación hubiera sido más alta". Esta expresión de Leire Pajíin, coordinadora de la campaña, supone el paradigma de la treintena de intervenciones que se produjeron en la ejecutiva.

Ahora bien, el PSOE reconoce, y también Zapatero, que la derrota ha sido en toda regla y que muchos de los ciudadanos que les dieron apoyo hace 15 meses en las generales les han dado la espalda. "Pero no ha habido trasvase de votos del PSOE al PP y eso nos hace pensar que ese voto se recuperará en las próximas elecciones si la economía, como prevemos, se recupera", señala un miembro de la ejecutiva que recoge impresiones de la reunión.

¿Y las causas? Uno tras otro, incluido Zapatero, achacaron su derrota electoral a la crisis económica y nadie defendió alguna otra causa, aunque el vicesecretario general, José Blanco, advirtió que hasta que no se realizaran los estudios post electorales no había que dar nada por sentado. Ningún miembro de la ejecutiva, sin embargo, achacó la derrota a temas que han surgido al hilo de la campaña como la futura ley del aborto o la utilización del avión oficial por parte del presidente para todos sus desplazamientos.

Dentro de la reunión sí se habló de la "campaña sucia" del PP y, según los interlocutores consultados, nadie de la ejecutiva mencionó que quizás el PSOE también hubiera introducido munición de grueso calibre. Estas fuentes quisieron precisar que el caso Gürtel no lo ha sacado el PSOE sino que ha irrumpido por decisión judicial, ajena a los partidos. Eso sí, se reconoce que la situación en Madrid y Valencia para los socialistas es pésima, por lo que ahora se reforzará un plan especial de trabajo y movilización para esas dos comunidades autónomas.