Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
La investigación del 'caso Gürtel'

La 'caja B' de Correa registra regalos de 3.000 euros en entradas de circo a Camps

El presidente valenciano reduce su implicación en el 'caso Gürtel' a una cuestión electoral en la sesión de control de las Cortes. -El sastre José Tomás declara que Pablo Crespo pagó los trajes

El análisis de la contabilidad de la red empresarial corrupta que dirigía Francisco Correa registró unos gastos de 3.000 euros para entradas de circo destinadas a Francisco Camps, presidente de la Comunidad Valenciana. El autor del regalo fue, según la investigación policial y judicial, Álvaro Pérez, El Bigotes, directivo de la trama corrupta encargado de hacer negocios en la Comunidad Valenciana, donde facturó en cuatro años de actividad cerca de ocho millones de euros en contratos a dedo y en otros que ganó en distintos concursos. El regalo de los 3.000 euros, que adelanta este jueves el periódico La Vanguardia, ha sido confirmado a EL PAÍS por fuentes de la investigación.

Camps ha reducido este jueves su implicación en el caso Gürtel a una cuestión electoral en la sesión de control de las Cortes Valencianas. "El problema es que el PP gana siempre en la Comunidad Valenciana. Ese es el problema, que quieren pararlo", ha dicho Camps tras ser interpelado por los socialistas acerca de sus relaciones con El Bigotes, y las adjudicaciones a Orange Market y otras empresas de la trama corrupta que dirigía Correa. En una sesión muy tensa, Camps ha llegado a referirse, sin citarlo, al caso GAL para defenderse de las críticas del socialista Ángel Luna, que le ha recriminado el uso que ha hecho de la Generalitat en el proceso judicial. "Nos están convocando a la defensa del orden constitucional", ha sentenciado el portavoz socialista.

"Sin relación con la trama"

El presidente valenciano ha vuelto a refugiarse en el secreto de sumario para no dar cuenta de sus explicaciones ante el Tribunal Superior de Justicia. Camps ha repetido una y otra vez que no hay "ninguna relación" con la trama corrupta y que todas las adjudicaciones "se han realizado mediante el proceso administrativo previsto en la ley".

La oposición, que no ha dudado en llamar a Camps mentiroso, le ha recordado que ha negado repetidamente la relación con Álvaro Pérez, que no ha facilitado los contratos con Orange Market y el resto de empresas de la trama corrupta y que ha insistido siempre en que tenía "unas ganas, locas, locas de contarlo" y sigue sin dar explicaciones.

La tensión se ha elevado en el hemiciclo por el uso partidario que ha hecho del reloj la presidenta de las Cortes, la popular Milagrosa Martínez, que ha llamado al orden a un diputado socialista y a la portavoz de Compromís, Mónica Oltra, que ha sido abucheada por la bancada popular tras afirmar que Camps tiene todas las garantías procesales gracias a la lucha de sus antepasados ideológicos y no por los antepasados ideológicos del PP, que "torturaban en comisarías y hacían juicios sumarísimos". La bronca ha seguido en el pasillo, cuando el consejero de Educación, Alejandro Font de Mora, ha interrumpido unas declaraciones de Oltra ante las cámaras de televisión para gritar: "Mis antepasados no fueron torturadores".

Pablo Crespo pago los trajes

El sastre José Tomás, tras declarar durante cinco horas y cuarto, ha confirmado que los trajes de Francisco Camps, Ricardo Costa, Rafael Betoret y Víctor Campos fueron pagados por Pablo Crespo, el intermediario entre Milano y Orange Market. Según declaró al juez, Camps encargaba sus propios trajes y le tomaba medidas en el Hotel Ritz de Madrid. Asimismo, aseguró que a Costa le llevó prendas a una casa de Castellón para hacer retoques. El sastre se ratificó en su declaración ante el juez de la Audiencia Nacional.