Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PP gobernará en Benalmádena tras una moción de censura contra el PSOE

El popular Enrique Moya sustituye con el apoyo de grupos independientes al socialista Javier Carnero

Uno de los principales ayuntamientos de la Costa del Sol ha cambiado hoy de color político. Una moción de censura ha apartado al PSOE de Benalmádena (Málaga). El popular Enrique Moya ha sido elegido, con 13 votos a favor de los 25 concejales que conforman la Corporación, nuevo regidor en sustitución del socialista Javier Carnero.

La moción ha sido apoyada por la concejal del grupo mixto que se presentó por Movimiento por Benalmádena (MpB) y que había dejado el gobierno local, María del Carmen Romero; los cuatro ediles del PP; los cuatro del Grupo Independiente de Benalmádena (GIB); los dos del grupo Iniciativa Democrática de Benalmádena (IDB); el no Adscrito José Nieto y el presidente del MpB, José Luis Moleón. El Ejecutivo local de este municipio de 56.000 habitantes lo conformaban hasta ahora el PSOE, IU y concejales del Grupo Mixto procedentes del MpB.

El nuevo alcalde del municipio de la Costa del Sol ha subrayado la necesidad de "devolver la importancia que Benalmádena ha perdido en estos dos años", frente a las acusaciones de PSOE, IU y grupo mixto que consideran que este nuevo equipo de gobierno es "una vuelta al pasado".

Denuncias de amenazas

La semana pasada, el secretario general del PP en Málaga, Francisco Salado, se quejó de que los concejales que anunciaron su respaldo a la moción eran víctimas de coacciones y amenazas, de las que corresponsabilizó a los socialistas. En su opinión se estaban empleando "métodos auténticamente abertzales".

Salado denunció el intento de un grupo de personas de romper las lunas de un establecimiento del portavoz de Iniciativa Democrática de Benalmádena, además de una serie de pintadas frente al domicilio de la concejal Romero, en la que le acusaban de traidora.