Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
La trama de corrupción que salpica al PP

El PP blinda a Camps y Costa tras ser implicados en el 'caso Gürtel'

El TSJV cita a declarar al presidente valenciano y su 'número dos' en el partido el día 19 de mayo

La dirección del Partido Popular ha respaldado a Francisco Camps y su número dos en el partido, Ricardo Costa, tras ser imputados por el Tribunal Superior de Justicia de Valencia (TSJV) en relación a la red corrupta dirigida por Francisco Correa y que ha salpicado a varios altos cargos del PP. A diferencia de lo ocurrido con los diputados autonómicos de Madrid imputados en el Caso Gürtel -Alfonso Bosh, Alberto López Viejo y Benjamín Martín Vasco- El PP no ha suspendido en militancia a los políticos valencianos.

Hasta ahora, Camps y Costa, diputado regional y secretario general del partido en Valencia, habían sido implicados formalmente por el juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón durante la instrucción que abrió la causa. La condición de aforados es lo que llevó a Garzón a inhibirse en favor del TSJV. La investigación atribuye a los dos imputados haber recibido de la red de Correa miles de euros en vestuario a cambio de contratos de la administración donde gobiernan. Los dos, que han negado la mayor hasta el momento, han sido llamados a declarar el 19 de mayo, mientras que el ex vicepresidente del Consell Víctor Campos y el ex jefe de gabinete de la Consejería de Turismo Rafael Betoret declarán como imputados el día 20 de mayo.

La dirección nacional del PP ha expresado su "plena confianza y apoyo" a Camps y Costa a través de un comunicado en el que han manifestado que "la citación supone acabar con la situación de indefensión que han padecido en los últimos meses y les permitirá demostrar su inocencia en el foro adecuado". En términos similares se ha pronunciado el PP de la Comunitat Valenciana (PPCV) que ha expresado hoy "todo su apoyo" a Camps y ha afirmado que el PP "saldrá más reforzado" porque las acusaciones "carecen de fundamento".

El presidente de la Generalitat valenciana ha asegurado esta mañana, antes de conocerse su imputación, que seguirá trabajando en el lugar que le corresponde y "contestando con tranquilidad porque no hay nada, absolutamente nada que ocultar". "Iré donde haga falta para demostrar que el esfuerzo también ha tenido un correlato de dignidad y de honorabilidad al servicio de todos los valencianos", ha añadido durante la sesión de control parlamentario.

Dos varas de medir

La imputación del presidente valenciano ha puesto en apuros al PP. Hasta el momento, el Comité de Garantías del partido ha resuelto la suspensión cautelar de militancia de todos los imputados por la trama que investigan los tribunales superiores de Madrid y Valencia. Así se ha hecho con los diputados madrileños Alfonso Bosh, Alberto López Viejo y Benjamín Martín Vasco.

Sin embargo, fuentes populares consultadas por Europa Press, han asegurado que no suspenderán en militancia ni a Camps ni a Costa, ya que su situación no es comparable con la de los tres diputados autonómicos de Madrid, que fueron suspendidos cautelarmente y con carácter temporal de militancia porque ellos mismos lo habían solicitado.

Preguntada precisamente por la suspensión de militancia de Camps y Costa, la portavoz parlamentaria de PP, Soraya Sáenz de Santamaría, ha rechazado que haya un doble rasero. "Hay dos varas de medir: la de los que reclaman a otros partidos -ha dicho en relación al PSOE- y lo que hace el PP". La noticia ha sorprendido a Sáenz de Santamaría en medio de una rueda de prensa en la que ha concluido sugiriendo que los imputados pueden ser absueltos durante el proceso. Por su parte, la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, se ha limitado a decir que espera que todo "se aclare cuanto antes".

Alonso cree que Rajoy vincula su destino al de Camps

El portavoz del grupo socialista en el Congreso, José Antonio Alonso, considera que la imputación del presidente de la Comunitat Valenciana, Francisco Camps, en el caso Gürtel, ha vuelto a poner de manifiesto que el presidente del PP, Mariano Rajoy, es un "político en decadencia" que no tiene capacidad para tomar decisiones en su partido, informa Europa Press. "Si no da explicaciones, vincula su destino a este caso", ha resumido.

El secretario general del PSPV-PSOE, Jorge Alarte, ha exigido la dimisión "inmediata de Camps" de quien ha dicho que ha convertido sus responsabilidades políticas en "un elemento de vergüenza que le invalida para seguir gobernando a los valencianos", informa EFE.

Por su parte, la portavoz del Comprimís pel País Valencià en Les Corts, Mónica Oltra, ha manifestado que el presidente de la Generalitat, Francisco Camps, "debe convocar elecciones ya que no quiere dar explicaciones ni dimitir" pese a estar imputado por la investigación judicial del caso Gürtel.

Camps, amigo de 'El Bigotes'

Isabel Jordán, subordinada de Correa que planificó la expansión en Valencia, admitió ante el juez Garzón: "He hecho trabajos reales para la [Comunidad Valenciana] tipo Fitur, el Open de Tenis... Hemos pagado incluso 30.000 euros de una tienda que se llama Milano para pagar los trajes al presidente Camps". En el mismo sentido ha declarado ante el juez el ex empleado de la tienda Forever Young, José Tomás. Grabaciones recogidas por EL PAÍS y la Cadena SER han revelado cómo otro de los imputados, Álvaro Pérez, conocido como El Bigotes, mantenía una estrecha relación con la familia de Camps. En una de las conversaciones, El Bigotes reconoce que podría ser nombrado coordinador de la visita del Papa a Valencia en 2006. Álvaro Pérez es el responsable de llevar la red de Correa hasta Valencia a través de la firma Orange Market.