Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
El debate sobre el estado de la nación

Cayo Lara presenta sus alternativas a las medidas de Zapatero en su primera visita a Cataluña

El líder de IU planea una campaña dirigida a los abstencionistas y a los votantes socialistas

Consulta el minuto a minuto de la intervención de Zapatero, el discurso íntegro del presidente y las principales medidas contra la crisis.

"Lamentamos profundamente que el señor Zapatero siga más preocupado de los bolsillos de los banqueros que de los problemas de los trabajadores". Ese es el resumen que hace el nuevo líder de Izquierda Unida (IU), Cayo Lara, de las medidas contra la crisis que el presidente del Gobierno presentó durante la primera sesión, ayer, del debate sobre el estado de la nación. Ante estas medidas y ante las próximas elecciones europeas del 7 de junio, Lara ha marcado este mediodía el perfil de izquierdas de su formación para animar a votar a quienes normalmente no lo hacen y para atraer hacia IU a los que habían optado por el PSOE en anteriores convocatorias. Eso buscará esta tarde en Nou Barris, un barrio barcelonés donde más de la mitad de los escasos ciudadanos que votaron en las últimas europeas se decantaron por los socialistas, en un mitin preelectoral que organiza Esquerra Unida i Alternativa (EUiA). Será el primer acto oficial de Lara en Cataluña.

El líder de IU espera así recuperar peso electoral tras la debacle de las últimas elecciones generales, que dejaron a su formación con un solo diputado, Gaspar Llamazares, además del ecosocialista Joan Herrera, de Iniciativa, sus socios en Cataluña. Este escaso peso en el Congreso dejó ayer poco tiempo de intervención en el debate a Llamazares, así que hoy Lara, que le sustituyó al frente de IU tras ese tropiezo y que no es diputado, ha aprovechado su estancia en Barcelona para criticar el mensaje de Zapatero, calificar al socialista de "cansa almas" y presentar, además, "propuestas alternativas" para salir de la crisis.

Las propuestas de Lara

Para solucionar la situación del más de un millón de parados que, aseguró, ya no cobran subsidio por desempleo, Lara ha propuesto que el Estado subvencione a los ayuntamientos contratos de seis meses para los afectados, que incluyan cuatro horas de trabajo, dos de formación y 700 euros de sueldo. El coste de la medida supondría, según Lara, un 0,68% del PIB español. Lara reclamó además que el Gobierno compre las casas embargadas por impago de hipotecas para crear un parque público de viviendas; que los 30.000 millones de euros que aún no se han gastado del fondo para rescatar a los bancos se destinen a inversiones públicas en los próximos dos años y que el Estado dedique 3.000 euros a inyectar liquidez a las pequeñas empresas mediante créditos sin interés a cinco años. También reclamó la creación de 120.000 empleos públicos en los sectores de la justicia y sociales.

"Reclamamos un giro a la izquierda del señor Zapatero", ha dicho Lara con más "esperanza" que "ilusión". Llamazares y Herrera ya reiteraron esta reclamación antes del debate y en el mismo criticaron que la letanía no haya producido efectos en Zapatero. El socialista seguiría, según Lara, buscando tan sólo apoyos puntuales a derecha - "para sacar adelante rebajas fiscales" - e izquierda - "en materias de derechos y libertades".

El nuevo líder de IU no pudo evitar en su primera visita a Cataluña las preguntas sobre su encaje en España. Respondió con una vaga tibieza: "En un Estado federal, Cataluña está perfectamente encajada en España", ha dicho el manchego, que ha exigido a Zapatero que cumpla el Estatuto y presente un nuevo modelo de financiación. Y ha rematado: "Yo me siento tan obrero en Castilla-La Mancha como un obrero en Cataluña".