Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El último Consejo de Gobierno aprueba la Operación Chamartín

El Ejecutivo regional también da luz verde al decreto que regula la actividad de los porteros

El último Consejo de Gobierno de la Comunidad de Madrid ha aprobado hoy, entre otras relevantes cuestiones, la Operación Chamartín, que prevé construir 16.000 viviendas en los terrenos de esta estación de trenes, situada al noreste de la capital. El Ejecutivo regional ha ratificado el convenio firmado el día 23 por el Ayuntamiento de Madrid y el Ministerio de Fomento "una vez aseguradas las infraestructuras de transporte y movilidad en la zona". Además, el Ejecutivo regional ha dado luz verde al decreto que regula la actividad de los porteros y que prometió tras el asesinato de Álvaro Ussía a las puertas de la discoteca Balcón de Rosales, así como el Plan General de Ordenación Urbana de El Álamo.

Así lo ha anunciado esta mañana en rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno la presidenta regional, Esperanza Aguirre, quien ha dicho sobre la Operación Chamartín que en momentos de crisis proyectos como éste son de una importancia "enorme". En palabras de Aguirre, "una operación urbanística de esta envergadura no sólo va a significar tener la mejor estación de Europa, sino la zona de oficinas más moderna, vanguardista y relevante de España". Aguirre ha agregado que, con este plan, también se mejorará notablemente el tráfico en la zona norte debido a la gran cantidad de gente que trabajará en las oficinas de la zona, además de aumentar la población de Chamartín y de Tetuán. Para la presidenta, éste es el acuerdo "más importante del último Consejo del año" porque supondrá una mejora del Metro de Madrid y del by pass norte.

Por su parte, el vicepresidente de la Comunidad, Ignacio González, que ha dado cuenta de los acuerdos adoptados, ha señalado que el Ejecutivo regional ha apoyado esta operación porque "es un proyecto que crea ciudad" y contará con "una nueva línea de Metro, enlaces con la M-30 y la M-40 y grandes avenidas de comunicación entre ambos lados de la futura prolongación del Paseo de la Castellana". González ha explicado también que la "Operación Chamartín" no supone ningún gasto para el Gobierno regional ya que la totalidad de los 54.000 metros cuadrados edificables aportados por la región se destinarán a la construcción de vivienda protegida.

22.000 puestos de trabajo

El día 23 dos de las tres administraciones propietarias del suelo junto a la Comunidad de Madrid, el Ayuntamiento de Madrid y el Ministerio de Fomento (dueño mayoritario, con el 62%) firmaron el protocolo que da inicio al proyecto, paralizado durante 15 años por falta de acuerdo. La construcción de un nuevo barrio sobre las vías (soterradas) del tren desde la estación de Chamartín hasta la M-40 supondrá una inversión de 10.953 millones de euros. Las obras, que arrancarán en 2010, generarán 22.000 puestos de trabajo hasta que culminen, en 2022.

Además, se levantarán 16.000 viviendas, de las que 4.000 serán de protección oficial (la cifra barajada hasta ahora era de 2.000) y uno de los tres millones de metros cuadrados se dedicará a oficinas y hoteles. El plan incluye la ampliación y remodelación de la estación de Chamartín, que aumentará en un 50% sus vías (de 21 a 32 más) y su capacidad, que será de 22 millones de viajeros, 10 veces más que en la actualidad. Los raíles se soterrarán.

1.800 millones de euros que se dedicarán a infraestructuras. Se urbanizará la nueva zona, que prolonga en 2,8 kilómetros el paseo de la Castellana (ahora tiene 6,3), y se costeará su conexión con las carreteras de circunvalación M-30 y la M-40. Para ellos se ha previsto la construcción de enlaces que faciliten la circulación. Así, se creará el Nudo Norte con la M-30 y el Nudo Fuencarral con la M-40 y se construirán, además, cinco grandes avenidas transversales a ambos lados de la prolongación de la Castellana, una de ellas subterránea, para garantizar la fluidez del tráfico. También se financiará la prolongación de la línea 10 de metro (discurrirá a lo largo de la prolongación de la Castellana, partirá desde la estación de Chamartín en dirección norte y contará con al menos cuatro paradas), cinco carreteras transversales de este a oeste, el soterramiento de las vías de Chamartín y la sustitución de las conducciones del Canal de Isabel II.

Cómo ser portero

Tras la aprobación del decreto que define el trabajo de los porteros, se acotan sus funciones a tareas de control, no de seguridad. Para poder ejercer, deben ser mayores de edad, con nacionalidad española o permiso de residencia y trabajo, y carecer de antecedentes penales. Además, deberán someterse a una prueba psicotécnica y de conocimiento sobre derechos fundamentales, derecho de admisión, medidas de seguridad en los establecimientos, horarios de cierre y régimen jurídico de los menores de edad.

Tras superar los exámenes en la Academia de Policía de la Comunidad, tendrán un distintivo específico que deben llevar en un lugar visible. El certificado se deberá renovar cada cinco años y será cancelado si se dejan de cumplir los requisitos fijados. Una vez publicado el decreto, tendrán tres meses para obtener el distintivo.

Más información