Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Solbes: "Los consumidores pueden estar muy tranquilos"

El ministro de Economía presenta en el Congreso los Presupuestos aprobados en el pasado Consejo de Ministros para 2009.- El déficit público será del 1,9%.- Se congelan los gastos de presidente del Gobierno y ministros

Las cuentas de las Administraciones Públicas -Estado, comunidades autónomas, ayuntamientos y Seguridad Social- registrarán en 2009 un saldo deficitario del 1,9% del PIB, cuatro décimas más que el previsto para este año, según el proyecto de ley de los Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2009 que el ministro de Economía y vicepresidente del Gobierno, Pedro Solbes, ha llevado hoy al Congreso de los Diputados. Así, el Estado cerrará el próximo ejercicio con un déficit del 1,5% (17.100,22 millones de euros, una décima menos que en 2008), mientras que las comunidades autónomas alcanzarán un saldo deficitario del uno por ciento del PIB (medio punto más) y los ayuntamientos mantendrán su saldo negativo en el 0,2%.

(Consulta aquí las principales claves de los PGE)

La deuda pública sube dos puntos

Por el contrario, las cuentas de la Seguridad Social seguirán siendo positivas y registrarán un superávit del 0,8% del PIB, el mismo porcentaje que se prevé para este año. Las cuentas presentadas por el vicepresidente del Gobierno asumen que la deuda del conjunto de las administaciones públicas aumentará en 2009 dos puntos, hasta el 38,8% del PIB (20 puntos por debajo de la media comunitaria), pese a lo cual, ha asegurado Solbes, seguirá en una posición "muy cómoda" en comparación con otros países de la UE.

El vicepresidente del Gobierno ha asegurado durante la rueda de prensa en la Cámara baja que este 1,9% de déficit es "cómodo" en relación al límite del 3% que establece la Ley de Estabilidad Presupuestaria. Solbes ha afirmado además que las cuentas aprobadas por el pasado Consejo de Ministros "miran al futuro" para hacer frente a la "compleja" situación económica, y ha señalado que a mediados de 2009 se iniciará la recuperación de la "crisis". El titular de Economía ha llevado las cuentas que vieron la luz verde el pasado viernes en el Consejo de Ministros. Entonces ya se anunciaron unos ingresos de 141.110 millones de euros, frente a unos gastos previstos de 157.604 millones. El gasto para 2009 se llevará un 3,3% del PIB. De ese gasto, un 53% irá dirigido a políticas sociales.

El Gobierno necesita siete votos

Poco antes de la presentación de las cuentas en la Cámara baja, el ministro de Economía se ha mostrado confiado en el "éxito" de la tramitación parlamentaria. El Grupo socialista necesita el apoyo de siete votos para sacar adelantes las cuentas del Estado para el próximo ejercicio. Solbes, que ha entregado el texto de las cuentas al presidente del Congreso, José Bono, en presencia del presidente de la Comisión de Presupuestos, Jesús Posada. El vicepresidente ha insistido en que las cuentas para el próximo año "tienen que ser austeros", pero "manteniendo la inversión productiva" y "un razonable gasto público".

Consumidores "tranquilos"

Tras la presentación de las cuentas para 2009, el titular de Economía ha sido preguntado por el temblor bursátil y financiero que tira de la crisis las últimas semanas. Solbes ha asegurado que los ciudadanos pueden estar "muy tranquilos" porque sus ahorros no corren peligro en ninguna de las entidades financieras españolas.

"Estamos convencidos de que el sistema español no tiene ningún peligro", ha aseverado Solbes, quien ha subrayado que las provisiones cíclicas a las que obliga el Banco de España y la evolución de las emisiones de activos permiten pensar que las financieras no han tenido activos "tóxicos" de ningún tipo.

Solbes, en unos de los apartados más polémicos en las cuentas para el año que viene, ha anunciado que las corporaciones locales recibirán en 2008 un total de 445 millones de euros como anticipo a cuenta de la liquidación de 2009. El vicepresidente segundo ha explicado que la financiación territorial para el próximo año es de 113.862 millones de euros, lo que supone un aumento del 2,4% respecto a 2008.

La pasada semana, el número dos de Economía, el secretario de Estado de Hacienda, Carlos Ocaña, anunció que los anticipos solicitados por los Gobiernos autónomos a cuenta de los ingresos de 2008 no se abonarán porque la recaudación es inferior a lo previsto. Esos anticipos afectarían a 12 comunidades (las de régimen común excepto Cantabria, Galicia y Canarias), que han solicitado 3.000 millones de euros. La secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, anunció ayer que su partido recurrirá este impago ante la Audicencia Nacional.

El déficit comercial sigue disparado

El déficit de la balanza por cuenta corriente, que refleja los ingresos y pagos por operaciones comerciales, servicios, rentas y transferencias, ascendió a 58.615,4 millones de euros en los siete primeros meses del año, lo que supone un aumento del 14,93% respecto a los 51.000,8 millones registrados en el mismo periodo de 2007, según datos del Banco de España.

La ampliación del déficit de la balanza por cuenta corriente se debió, principalmente, al aumento del déficit de la balanza comercial y, en menor medida, al incremento de de los déficit de las balanzas de rentas y de transferencias corrientes. La ampliación del superávit de servicios sólo compensó parcialmente la evolución anterior.

En concreto, el déficit de la balanza comercial se elevó en los siete primeros meses hasta los 46.731,4 millones de euros desde los 41.466,6 millones de euros registrados en el mismo periodo de 2007, lo que representa un incremento del 12,69%.

Sueldo congelado para Zapatero y ministros

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, tendrá el sueldo congelado en 2009, al igual que el resto de altos cargos, por lo que seguirá cobrando lo mismo que este año: 91.982,40 euros, repartidos en doce mensualiades. Así se recoge en el artículo 26 del proyecto de ley de los PGE. De este modo, mientras que el año pasado Zapatero y los ministros de su Gobierno cobraron un 3% más que en 2007, el proyecto presentado hoy en las Cortes fija la congelación.

El sueldo de Zapatero seguirá siendo de 91.982,40 euros en doce mensualidades, en tanto que los vicepresidentes María Teresa Fernández de la Vega y Pedro Solbes percibirán 86.454,36 euros cada uno. Igualmente, el salario de los ministros se mantendrá en 81.155,04 euros, con el mismo número de pagas. También permanecerán sin variación los sueldos de los responsables de las altas instituciones del Estado mejor pagados: los presidentes del Tribunal Supremo, del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) y del Tribunal Constitucional, con una retribución idéntica anual de 146.342,58 euros.

Por su parte, la Casa del Rey dispondrá el próximo año de 8,90 millones de euros, lo que supone un incremento del 2,7% respecto al ejercicio actual. La Constitución establece que el Rey recibe de los presupuestos generales del Estado "una cantidad global para el sostenimiento de su familia y de su casa, y distribuye libremente la misma".

Además, continuarán vigentes para 2009 las retribuciones de los secretarios de Estado, subsecretarios, directores generales y asimilados en los mismos términos y cuantías establecidas para este año, aunque estos altos cargos percibirán el complemento de productividad que, en su caso y de acuerdo con lo previsto en el proyecto legislativo, se asigne a los mismos por el titular del departamento, dentro de los créditos asignados para tal fin.

Más información