Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Audiencia entrega a Marruecos a El Haski para que lo juzguen por el atentado de Casablanca

El Supremo le condenó en el poceso del 11-M a 14 años de cárcel como integrante de banda armada

El juez de la Audiencia Nacional Eloy Velasco ha acordado la entrega temporal a Marruecos de Hassan El-Haski, condenado a 14 años de cárcel como integrante de banda armada en el juicio por los atentados de Madrid. El Haski, el islamista en cuya casa se encontró el acido bórico con el que determinados medios intentaron relacionar a ETA con los atentados de Madrid, será procesado allí por los atentados de Casablanca de mayo de 2003, en los que fallecieron 41 personas. Después, volverá a España para cumplir el resto de su condena.

El Tribunal Supremo redujo el pasado 18 de julio la pena de El Haski de 15 a 14 años. La sentencia lo consideró integrado en la cúpula del Grupo Islámico Combatiente Marroquí (GICM), organización terrorista inspirada por Al Qaeda, y como tal lo condenó por pertenencia a banda armada en grado de dirigente. Durante el proceso por los atentados, la fiscalía lo llegó a considerar uno de sus inspiradores de la matanza pidiendo para él más de 38.000 años de cárcel.

El juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón lo envió a prisión por delitos de terrorismo como inspirador de la voladura de la Casa de España en Casablanca (Marruecos), en mayo de 2003, los mismos hechos por los que Marruecos lo reclama. Algunos de los dirigentes islamistas interrogados durante la instrucción del 11-M aseguraron que se trataba de un "líder del máximo nivel".

Cuando fue detenido en Lanzarote en 2004, estaba empezando a constituir una nueva estructura de GCIM para Europa "con la intención de hacerse con el liderazgo absoluto del continente", según manifestaron algunos líderes detenidos.