Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Garzón envía a prisión a siete de los detenidos del 'comando Vizcaya'

El grupo pretendía matar a Benjamín Atutxa a los dos días de secuestrarlo y asesinar al senador popular por Álava Ramón Rabanera.- ETA pretendía establecer una base permanente en Portugal

El auto del juez Garzón, cuyos detalles se han conocido este domingo, establece que el líder de la banda terrorista ETA, Garikoitz Aspiazu, Txeroki, ordenó la creación del comando Vizcaya, que fue llamado en un primer momento Askatasun Haizea (Vientos de Libertad), para recoger información y material para cometer atentados. Entre las órdenes de Txeroki estaba la de secuestrar al concejal socialista Benjamín Atutxa, a quien pretendían asesinar a los dos días del secuestro. La encargada de vigilar a Atutxa, entre octubre de 2007 y abril de 2008, fue Olga Comes, detenida el pasado viernes en Francia.

Según el auto, las jeringuillas que se han encontrado en uno de los zulos hallados esta semana servirían, en unión del tranquilizante, para utilizarlos contra el secuestrado y así neutralizar a la víctima con el fin de que permaneciera sedado un par de días. Por otro lado, fue Aitor Cotano, otro miembro del comando, quien se encargó de recoger información sobre las casas del pueblo socialistas de las localidades vizcaínas de Sopelana y Leoia; de la sede del PP en Getxo; de las comisarías de la Policía Autónoma Vasca en Bermeo, Plencia y Santurce y de los Juzgados de Balmaceda, que posteriormente fueron atacadas.

Además, el comando pretendía atentar contra el diputado popular por Álava Ramón Rabanera, empresas vinculadas al Tren de Alta Velocidad en el País Vasco y contra el cuartel de la Guardia Civil y el Museo Militar de Burgos, atentados en los que pretendían accionar bombas mediante cable para evitar los inhibidores de frecuencia. Por último, el comando estaba preparando también la información y vehículos necesarios para establecer una base permanente en Portugal.

"Pueden resurgir en cualquier momento"

El juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón, responsable de la operación contra la banda terrorista, ha reconocido en una entrevista en la Cadena SER que "la organización terrorista ETA no está en el mejor momento, estamos trabajando bien", pero a pesar de esto, "una organización terrorista puede resurgir en cualquier momento". El magistrado ha aprovechado los micrófonos para dar las gracias a los funcionarios que han hecho posible las detenciones. "Doy gracias por que haya funcionarios que prescinden de horas, de dietas, de descanso, de familia y que dan tanto por la sociedad española", ha dicho, añadiendo: "Este es el camino y ese es el objetivo para conseguir que definitivamente desaparezca este anacronismo, este absurdo y esta demencia que es la organización terrorista ETA".

Los miembros del comando Vizcaya fueron interrogados el sábado por el juez Garzón desde las cinco de la tarde en presencia de Dolores Delgado, fiscal de la Audiencia Nacional. Goikoetxea Basabe, Aitor Kotano Sinde, Iñigo Gutiérrez y Maialen Zuazo Arruecoetxea declararon en situación de incomunicación, asistidos de un abogado de oficio, mientras que los otros seis detenidos pudieron hacerlo asistidos de su letrado de confianza, según fuentes jurídicas. Además de Goikoetxea, ingresarán en prisión su compañera sentimental, Maialen Zuazo Arruecoetxea, y Ana Isabel Prieto Furundarena (ambas detenidas junto a él en un domicilio del barrio de Santutxu de Bilbao), así como Gaizka Jareño, Mikel Saracho Moro, Iñigo Gutiérrez y Aitor Kotano.

Dentro del comando Vizcaya había un subgrupo llamado Hegoa (Hacia el sur o Del sur), que tenía como cometido atentar en Andalucía, al que pertenecían Asier Borrero Toribio, Aitor Cotano Sinde e Íñigo Gutiérrez Carrillo. Además, ha trascendido que el grupo tenía previsto atentar este mismo mes contra una furgoneta de la Ertzaintza en la zona del Puerto Viejo de Algorta, coincidiendo con las fiestas de este barrio de Getxo (Guipúzcoa).