Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El fiscal pide la absolución de los cuatro acusados el caso del ácido bórico

Nuevas declaraciones contra la teoría conspirativa que cree que los los policías acusados falsearon un informe que vinculaba a ETA con el 11-M.- El juicio ha quedado visto para sentencia.

El jucio en el que se investiga la presunta manipulación de un informe pericial para eliminar de él las relaciones entre el 11-M y ETA, introducidas a partir de una muestra de ácido bórico hallada en el domicilio de uno de los condenados por los atentados de Madrid, quedó hoy visto para sentencia en la Sección 15 de la Audiencia Provincial de Madrid después de que la Fiscalía solicitase la libre absolución de los acusados al entender que las alteraciones aplicadas en el documento "no eran esenciales" y que "sólo se trataba de un borrador" sin caracter oficial.

Por su parte, las acusaciones populares, ejercidas por la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT), el Sindicato Manos Limpias y la Asociación de Ayuda a las Víctimas del 11-M, elevaron a definitiva su petición de un total de 27 años de cárcel para cuatro altos mandos policiales, suprimiendo tan sólo de su petición inicial la imputación por falso testimonio que, no obstante, no varía la cantidad de la pena solicitada.

Revés para la acusación

El juicio a llegado a su jornada final con el testimonio de los últimos testigos, la presentación de las conclusiones finales de las partes y algún que otro revés para la acusación.

Alonso Vega, perito del 11-M, ha asegurado en su declaración que "nunca" habría incluido en el informe las valoraciones redactadas por el perito Manuel Escribano sobre el ácido bórico encontrado en casa de uno de los islamistas detenidos tras los atentados, como tampoco lo habría hecho si hubiese sido "azúcar que también es un componente explosivo" pero que aislado no comporta ningún peligro. Vega ha insistido en que esta sustancia no se usa para explosivos, si bien existen dos patentes en el mercado. El perito ha añadido que el ácido bórico, se usa, por ejemplo en pirotecnia para dar color verde a los fuegos artificiales.

"Referencias absurdas"

Hay que recordar que se juzga a cuatro altos cargos policiales por delitos de falsedad documental y falso testimonio por eliminar de un informe del perito Manuel Escribano las supuestas relaciones entre ETA y el 11-M, teoría surgida a raíz del hallazgo en el piso de uno de los islamistas detenidos de un polvo blanco, el ya célebre ácido bórico.

Francisco Ramírez, el jefe del perito y uno de los acusados, eliminó estas referencias informe final porque las consideraba algo"absurdo y acientífico". En esta misma dirección, Javier Herrera, otro de los peritos del caso, aseguró en su declaración que esas observaciones son más propias de "notas informativas internas" que de un informe.