Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un perito dice que se ligó ETA y 11-M sin contrastarlo

Javier Herrera fue el perito policial que informó a Manuel Escribano, autor del informe del caso ácido bórico relativo al 11-M, de que una sustancia similar fue hallada en un piso franco de ETA. Y ayer declaró en el juicio que se sigue por presunta falsedad policial contra sus cuatro jefes que él nunca habría añadido en un informe pericial la observación de escribano que relacionaba a ETA con el 11-M.

Herrera lo dijo así: "Yo no soy dado a hacer observaciones en mis informes. Sólo trato de exponer en ellos lo científicamente demostrable y fiable. En el caso del ácido bórico, debe decirse el resultado, que tiene que ser fiable; pero de las observaciones no soy partidario". La observación que ligaba el 11-M y ETA, basada en el hallazgo de ácido bórico

en casa de un islamista y en un piso de ETA, bien pudo ser objeto de "una nota de carácter interno", pero no una observación en el informe.

El presidente del tribunal, Alberto Jorge Barreiro, le preguntó entonces a Herrera:

-¿Es una práctica habitual hacer observaciones en los informes?

-Entiendo que se pueden poner, pero si hay una convicción de que lo que se dice es así. Lo habitual, si no hay convicción, es hacer notas informativas internas.

-¿Las notas informativas se envían a los jueces?

-No.

La falsedad, en este caso, sería haber alterado la pericia. Pero que lo hallado era ácido bórico se decía tanto en el informe de Escribano como en el que (pero sin las coletillas) le rehizo su jefe. Pero por quitar esa apostilla están acusados de falsedad cuatro mandos de la Comisaría general de Policía Científica.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 13 de junio de 2008