Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Madonna asegura haber cumplido la ley "como todo el mundo" en su adopción de un bebé africano

La cantante recibe un permiso provisional de 18 meses para tener al niño, que ya se encuentra en Londres con sus padres adoptivos

Una asistente de Madonna lleva en brazos al niño, a su llegada al aeropuerto londidense de Heathrow.
Una asistente de Madonna lleva en brazos al niño, a su llegada al aeropuerto londidense de Heathrow. EFE

Madonna ha querido salir al paso de la polémica generada por su decisión de adoptar a una niño africano de 13 meses, que desde esta mañana se encuentra en Londres con sus padres adoptivos. En una carta a los medios, la cantante estadounidense asegura que lo único que pretende es ayudar al bebé a escapar de la pobreza y que, en el proceso de adopción, "ha cumplido la ley como todo el mundo". El caso va camino de convertirse en un culebrón, ya que ONG del país de origen del niño, Malawi, han tratado de impedirlo y aseguran que la fama y el dinero de la cantante ha acelerado el trámite legal, que habitualmente dura un año.

"Después de saber que hay más de un millón de huérfanos en Malawi, era nuestro deseo abrir nuestra casa y ayudar a un niño a evitar una vida extrema de dificultad, pobreza y muerte en muchos casos, así como ampliar nuestra familia" asegura la cantante en una misiva distribuida por su agente. "Hemos seguido el procedimiento de adopción según la ley como cualquiera que adopta a un niño. Las noticias que dicen lo contrario son totalmente inexactas", añade. David Banda, el niño de Malawi de 13 meses que la cantante y su marido Guy Ritchie quieren adoptar, ha llegado esta mñana a Londres, según ha informado la cadena pública BBC, que ha mostrado imágenes del pequeño, huérfano de madre, en brazos de la asistente personal de la cantante.

Tres agentes de policía armados han acompañado a uno de los guardaespaldas de la cantante y a su asistente personal tras su llegada con el bebé, a las 6.30 hora local (7.30 hora peninsular española) y en un vuelo de British Airways, al aeropuerto de Heathrow procedente de Johannesburgo, adonde David fue trasladado desde Malawi en avión privado. El menor, que iba tapado con una manta gris para impedir que su imagen fuera capturada por los fotógrafos que esperaban su llegada, pudo abandonar su país después de que la Justicia emitiera su pasaporte, según aseguran los medios británicos.

Ser padre es "una cuestión de amor"

Madonna ha obtenido la adopción temporal de David por un periodo de 18 meses, según ha confirmado su portavoz, Liz Rosenberg. "La adopción interina concede a los nuevos padres de David la custodia temporal por 18 meses, periodo que será evaluado por los tribunales de Malaui", ha añadido la portavoz. El pequeño ha sido conducido a la casa que Madonna y Guy Ritchie tienen en el centro de Londres, pero no se sabe si permanecerán allí. Según los medios en Londres, el bebé podría ser llevado a la casa de campo que tiene Madonna en Wiltshire, al sur de Inglaterra, o viajar a Estados Unidos, ya que cuenta con un visado estadounidense. La estrella del pop abandonó Malawi el pasado viernes tras visitar un orfanato de ese país. El padre del menor, Yohane Banda, lo llevó a esa institución tras la muerte de su mujer porque no podía cuidar de él.

Madonna había viajado a África con su marido con un programa de ayuda para luchar contra la pobreza y el sida. Con este propósito realizó una donación millonaria para ayudar a 900.000 huérfanos en Malawi. Esta adopción ha sido polémica ya que varias instituciones caritativas del país africano aseguran que esta adopción no es legal, por lo que presentaron ante los tribunales una petición para parar el proceso de adopción. Estas organizaciones no gubernamentales consideran que el proceso se aceleró por tratarse de una persona muy famosa. Según Boniface Mandere, de la organización defensora de los menores en Malawi Eye of the Child, parece que los tribunales tomaron la decisión basándose en la fortuna de Madonna.

"Ser un buen padre no es cuestión de dinero, se trata del cuidado, tener corazón y amor", ha subrayado Mandere. La legislación de Malawi establece que quienes quieren adoptar un niño deben vivir en el país durante un año mientras los servicios sociales investigan si están capacitados para cuidar del menor. Hasta ahora, el niño ha vivido en un orfanato en un pueblo cercano a la frontera con Zambia, tras la muerte de su madre por complicaciones Su padre dio el visto bueno a la adopción porque asegura que lo que quiere es un futuro mejor para su hijo. La cantante ya es madre de Lourdes, una niña de 9 años que tuvo con el preparador físico Carlos León, y de Rocco, de 5 años y fruto de su actual matrimonio con Ritchie.